Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

NOV06. AMOR, AROM, AMRO, de Paloma Casado Marco

Cuando se encontraban en la calle, él tocaba el ala de su sombrero, y ella dejaba revolotear sus pestañas antes de posarlas en un gesto de estudiada turbación. Le gustaba. Era alto, apuesto y además, pertenecía a una buena familia.
Oyó también comentarios, entre chocolate y pastas con las amigas de su madre, acerca de un problema, una incorrección en la comunicación, que sufría tras un accidente acaecido cuando era solo un pequeñín. “Se le cayeron encima los libros de una estantería en la biblioteca paterna, y el pobre sufrió un empacho de letras que le dejó confundido para siempre”. “Inventa palabras”, decían.
A ella, esa excentricidad de su carácter se le antojó una nimiedad, y más cuando recibió una carta, de exquisita caligrafía, rubricada con su firma y el olor a su loción:

“Mi arbularia señorita. Me haría muy filimintario si permitiera la invitase el precidible sábado a merendar en mi compañía…”
A la que ella contestó sin demora: “Mi arbotante señor, estaría muy enigmática de merendar con Vd., aunque deberé estar acogotada por mis sicalípticas hermanas…”

A la boda, celebrada seis meses después, acudieron todos los cronopios de la ciudad y algún que otro fama.

http://doslatidos.wordpress.com/

28 Respuestas

    1. Gracias Ana. No sé porqué me imaginé esa escena del sombrero y las pestañas como si viera una película. Las palabras salieron sin pensarlas mucho, salvo “arbularia” que es prestada por una amiga.

  1. Es lo que pretendía, Jesus, retrotraerme a esa época. El título me salió como una inspiración y me pareció buena idea inventar palabras sobre el amor ya en el título del micro. Lo del banco financiero, no se me vino a la cabeza, conscientemente, claro.

  2. Me he imaginado en la introducción, como canta Maria Dolores Pradera, a un señor de “aquellos que vieron mis abuelos” por aquello de “tu saludas tocando el ala
    de tu sombrero mejor, y yo agito con donaire mi pañuelo.
    Y una historia de amor con palabras únicas.

    Suerte y recibe mis saludos.

  3. Qué genialidad de texto, tierno y divertido, con muchos matices, siempre es una delicia leerte. Lo del empacho de letras me encanta, yo de pequeña jugaba a escribir -insultos a mi hermano basicamente- con las letras de las sopas, y le decíamos a mi madre que ya estábamos llenos de letras… El título sin embargo no me convence mucho (mira que olvidarte de Roma), pero el final es de matrícula de honor, no tendrás una foto de la boda no?? siempre he tenido curiosidad por saber cómo eran los cronopios. Suerte!!!

  4. Gran homenaje a los Cronopios y las Famas del amigo Julio. Divertido y muy creativo Paloma. Las lecturas de este mes están siendo muy divertidas. Un abrazo fuerte solo para ti y que la boda se celebre en la “susodicha del señor”.

    Besos.

Dejar una respuesta