Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

OCT107. PULSO PERDIDO, de Amparo Martínez (Petra Acero)

No acudirá a su cita: es un hombre de palabra.
Se levanta, su hijo todavía duerme. Entra en el cuarto de baño, se mira al espejo. Un hombre lo tiene más difícil… El maquillaje, los colores animados de un vestido… como el que ella llevaba ayer…, una buena peluca… Se lava las lágrimas: no quiere que lo vea así. Regresa a la habitación blanca. Su hijo ya está despierto. Le sonríe, pero el joven gira la cabeza y cierra los ojos. La enfermera cambia el gotero y se va. Él se sienta en el sillón donde ha pasado la noche.
—Tenías razón, hijo… —habla como si escribiera una carta—. Debería haber conducido yo… Tu madre estaría viva. Y yo, al fin y al cabo…
El joven no responde, llora con los ojos, la nariz y el pecho.
—…Se equivocó… —continúa su vía crucis—. La Parca se equivocó de asiento…
—Papá…
—…La cita la tienes conmigo. ¡Maldita!… —exclama afónico—. El pulso te lo he echado yo.—Muestra el hematoma del último pinchazo, en un gesto de renuncia, de entrega—. ¡Deja en paz a mi familia!… Aquí me tienes… ¡Tú ganas!: no más sesiones de quimio…

20 Respuestas

  1. Tres veces, tres la he leído, y no porque no sea buena, si no porque has jugado muy bien al engaño y has construído una historia con pinceladas de palabras, con juegos de espacios y personajes, y hay que componer ese puzzle hasta comprenderlo, y en mi caso, que a veces me cuesta, pues eso, que tardo más. Pero ya una vez completado, le saco el sabor y es bueno y te digo que eres muy lianta en el mejor de los sentidos. Así, que felicidades , suerte y abrazo, escritora.

  2. A mí también me ha llevado dos lecturas entenderlo, pero como dice Antonia no es falta de claridad, sino que has jugado bien con las palabras. La situación que cuentas es tremenda. Mucha suerte y un abrazo.

  3. ¡Precioso!, aunque parece complicado en un principio… te haces rápido con él.
    Pobre hombre, querer para sí, la suerte de su mujer, y ceder la suya…”al fin y al cabo” para que no se lleve a su hijo. Emocionante esas últimas palabras.
    Eres muy buena Petra, Me sorprendes, con cada nuevo trabajo tuyo.
    Un abrazo, artista.
    Rosy

  4. Qué duro, Petra. ¡Cuánta tragedia junta! No debería de ser así. Dicen la vida nos da solo aquello que somos capaces de afrontar. Pero ¿es necesario pasar por tanto para demostrar nuestra fuerza? Preguntas y más preguntas. La única respuesta es vivir, con todas las consecuencias.

    Un abrazo.
    P.D. Muy bien desarrollados esos diálogos, tan sentidos y creíbles.

  5. Amparo, te felicito por el grandísimo trabajo. Por desgracia la muerte lleva a cualquiera y no se puede elegir. Ves él está sentenciado, pero por desgracia se fue otra persona que era saludable. Lo único que no entiendo porque se viste de mujer(es un travesti o qué). Enhorabuena, Sotirios.

  6. Amparo, tres veces lo he leído pues hay algo que se me escapa, es ese “un hombre lo tiene más difícil” me despista, parece que se está disfrazando de su mujer, pero creo que se refiere a que una mujer con cáncer lo disfraza mejor. En fin, que me pierdo. Suerte.

    1. Pues se debe afinar más pues habla de un hombre ante el espejo, elementos como los de su mujer, no quiere que el hijo le vea así (travestido, llorando). A mí me echa del relato. Se lo diré en la cara, mañana, si se acerca por la fiesta de Talentura. Gracia, Antonia

  7. Eso es Ximens, el hombre piensa que si fuera mujer podría disimular mejor las secuelas de la enfermedad.Es a la vez un recurso para presentar el personaje de la mujer.Ha habido un accidente cuando él iba a su terapia, conducía la mujer y en el accidente ha fallecido y el hijo está herido.

    Primero cuesta, luego todo encaja.

    Sotirios, aclarado lo del maquillaje, que a mí también me despistó, por eso lo leí más veces.
    Abrazos a los dos.

  8. ¡Uy! Acabo de leer esta conversación… Entonces sobra ya mi respuesta a don Ximens.
    Trataré de que nos veamos las caras!!! Estoy deseando.

    Antonia, gracias por tus aclaraciones, una pena que se necesiten: culpa mía.

    Besoooos

  9. Amparo, precioso el relato y el tiempo que me ha llevado entenderlo. Creo que no tienes culpa de ello. Lo único, la primera frase, que la has puesto para engañarnos, por desgracia acudirá a su cita y antes, sino se da las sesiones de quimio.
    Un beso.

  10. Hola Amparo, casi lo primero que he hecho hoy es venir a leer, ya que me encantó conocerte ayer.
    Además este mes no he podido acercarme a leer por aquí, y veo que me he perdido muchos y buenos relatos.
    El tuyo me ha emocionado, porque esa situación ocurre tal cual en la realidad, uno lucha contra una enfermedad creyendo ser el candidato a la muerte, y esta se lleva a los menos inesperados.
    Lo has sabido plasmar muy bien.
    Un beso grande y una gran alegría verte ayer.

Dejar una respuesta