Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

48. Planes de futuro

Coinciden en su preferencia por el ventanal. A los dos les gusta que sitúen sus sillas de ruedas allí. Uno narra las singladuras de su juventud, entre mares y burdeles de medio mundo, expulsado de la Armada o como contramaestre en un paquebote de oscuros cargamentos. El otro, el ciego, porfía como as de la aviación. Los monólogos simultáneos siempre acaban en bronca, trufada de reproches mutuos por no prestar atención a las gestas ajenas.

En realidad el presunto nostramo nunca atisbó el mar más que en la televisión. Era viajante de comercio con una ruta esclava por el interior y toda su geografía marítima la aprendió en las cajas del género, llegadas de países cada vez más asiáticos. El piloto si voló. Tan solo una vez cuando el accidente. Fue el único superviviente y la larguísima recuperación en el hospital de veteranos le proporcionó el repertorio que su memoria vacilante enreda sin cesar.

La enfermera que los vigila descubrió sus mentiras al revisar las fichas médicas de la residencia. Le gusta escucharlos sin que se den cuenta. A veces entorna los párpados por el cansancio y se pone a pensar en qué querrá ser ella cuando sea mayor.

16 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    La vida no es sino un viaje lleno de pequeños y grandes avatares. Los ancianos, que se han ganado el derecho de contar sus peripecias, también tienen bula para adornarlas a su manera. La existencia real suele ser más ruin y monótona de lo que nos gustaría. Por suerte, existe la imaginación para tunear cualquier biografía a gusto de cada cual.
    Un relato acerca del paso del tiempo y la manera que elegimos de contar las vivencias, sobre ese viaje que es el día a día.
    Un abrazo fuerte, Jero. Buen verano y suerte

  2. Jerónimo Hernández de Castro

    Muchas gracias Ángel. Esa licencia nos la concedemos todos para llevar adelante la vida con más fuerza. Todo lo mejor para este verano y todo el éxito.

  3. Hola Jero, que entrañables ancianos y qué verdad es que poco a poco nuestra memoria torna lo real a lo que nos gustaría que fuera. Digo como la enfermera, qué será lo que contemos nosotros cuando (si tenemos la suerte de llegar) seamos como tus protagonistas.
    Un abrazo y feliz verano.

  4. Jerónimo Hernández de Castro

    Muchas gracias Asun. Yo creo que a todos nos gusta pintar la realidad y lo imaginado de otra manera, para mostró y para los demás con mayor o menor fortuna. Un beso enorme y disfruta del verano

  5. Calamanda

    Jerónimo, me gusta como hablas sobre la vejez en esta historia y como la ambientas de sentimientos y comprensión. Suerte y feliz verano.

    1. Jerónimo Hernández de Castro

      Muchas gracias Calamanda. Una etapa que puede ser feliz al volver la vista atrás o para releer la vida con otros ojos. Todo lo mejor para ti y buenas vacaciones

  6. Jerónimo Hernández de Castro

    Muchas gracias Manoli. Una lectura distinta del pasado puede darnos fuerzas para llevar el presente. Un abrazo grande

  7. Me parece una idea genial esa de pensar qué quiere ser uno cuando sea mayor, mayor de verdad, me la apunto.
    Y daría mi primogenitura (por decir algo) por escucharlos, tiene que ser una autentica gozada.
    Y esa imagen, tan nítida, de los hombres rememorando sus vidas…. imaginarias.
    Genial, también la imagen.

    1. Jerónimo Hernández de Castro

      Muchas gracias Luisa! Eres muy amable. El repaso de la vida con ojos diferentes. Y por qué no tener un plan atractivo en mente . Un abrazo

  8. Qué maravilla poder inventar los recuerdos, o no,quizás se convierten en verdad al final, cuando ya el valor de las cosas es relativo.
    Gran acierto la mirada de una tercera persona, se hace necesaria, se convierte en los ojos del lector.
    Gran relato, muy emotivo.
    Suerte.

    1. Jerónimo Hernández de Castro

      Muchas gracias Yolanda! Pensé que hacía falta otra mirada. Sin la enfermera se quedaría en una sucesión de anécdotas y esa perspectiva le daba una vuelta interpelado (o al menos ese es el intento) al lector. Un beso y buen verano

  9. Una historia muy tierna, Jero, la de estos abuelos que adornan sus biografías. Aunque a mí la que me gusta es la enfermera, haciendo sus propios planes de futuro (que título tan acertado!).
    Suerte, campeón. Un abrazo.

Dejar una respuesta