Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

22. RÉQUIEM ELEMENTAL (Salvador Esteve)

Holmes, ya anciano, sabía que su muerte estaba próxima; la abrazaría aliviado.  Encargó la lápida y su epitafio.  Por primera vez en su vida la naturaleza de la maldad escapaba a su raciocinio.

Lo encontraron muerto, envenenado, la pipa seguía en la comisura de sus labios.  Rescataron su cuerpo mientras las llamas devoraban la casa y sus recuerdos.  La policía buscó entre sus enemigos; unos ya habían cumplido condena, otros, como el profesor Moriarty, nunca fueron detenidos.

 

EN MI VIDA

DE AMOR Y AMISTAD HE GOZADO

NO TENGO MIEDO

LA SEGURIDAD DE QUE POLVO SOMOS CONVIVE CON LA INMORTALIDAD

LAS LÁGRIMAS DE DIOS RESARCIRÁN MI MUERTE

 

Ante la tumba, su sobrino lloraba.  Le había admirado intentando aprender sus técnicas deductivas.  La última frase golpeaba su mente.

Dos días después las nubes presagiaban lluvia.  Volvió y, observando el epitafio, esperó. Cuando cayeron las primeras gotas las letras empezaron a difuminarse.

 †

EN MI VIDA

DE AMOR Y AMISTAD HE GOZADO

NO TENGO MIEDO

LA SEGURIDAD DE QUE POLVO SOMOS CONVIVE CON LA INMORTALIDAD

LAS LÁGRIMAS DE DIOS RESARCIRÁN MI MUERTE

 

Watson bebía una copa de brandy confiado, por fin liberado de ese yugo que le había aplastado toda su vida.

54 Respuestas

    1. Salvador Esteve

      Muchas gracias, Carles. Yo lo tengo claro, cuando se de cuenta de que toda su vida ha sido una mentira y que ha traicionado una amistad verdadera solo tiene una salida, pedirle perdón en la otra vida y cuanto antes mejor. Abrazos.

  1. Reve Llyn

    Salvador, que divertido e ingenioso juego con el lector propones. Usar personajes de conocido renombre no siempre es fácil, y con estos tu micro está a la altura. Felicidades.

    1. Salvador Esteve

      Tras el relato denso en emociones de la bicicleta me apetecía montar un texto diferente, y si te ha parecido divertido e ingenioso misión cumplida. Muchas gracias por tus palabras, Evelyn. Abrazos.

    1. Salvador Esteve

      Isidro, muchas gracias, y cuánta razón tienes. Cuando se de cuenta de que su amigo siempre le había considerado como un igual al que quería y respetaba, creo que no podrá soportarlo. Abrazos.

  2. Ángel Saiz Mora

    A eso se le llama leer entre líneas. Un epitafio en toda regla, un homenaje detectivesco al mejor personaje del género, la traición más insospechada, un texto que logra ser distinto.
    Muy bueno, Salvador. Suerte y un abrazo

    1. Salvador Esteve

      Muchas gracias, Ángel, me apetecía escribir un relato donde el lector participara en el desenlace. Con el epitafio en mi mente se me cruzó el trailer de la próxima película de Sherlock Holmes, donde es ya un anciano, y mi imaginación hizo el resto. Me alegra mucho que te haya gustado. Abrazos.

  3. J u a n P é r e z

    ¡ S a l v a ! : Durante el argumento de las bicicletas de los meses pasados, alguien que no recuerdo ahora, mencionó a Conan Doyle. Me llevé un alegrón, pues habiendo leído prácticamente toda su obra -y aficionado al ocultismo “dentro de un orden” como Sir Arthur- alabas la ocurrencia.

    Nada que ver con el virtuoso relatillo, con gadgets incluído que presentas. Además, es un clásico entre quienes amamos la literatura, versionar episodios de Sherlock. Te ha quedado amenísimo e intrigante.
    En fin, ya que C. Doyle no puede decirlo, lo haré yo : “Ya perteneces a “Golden Dawn” [¡Esta era Su Orden Secreta junto a muchos más escritores de la época!] Recibe este lunes, mi admiración. ” J “

    1. Salvador Esteve

      Muchas gracias, Juan, ya sabes que la admiración en mutua. No creo que me admitiesen en el Golden Dawn pero feliz de ser integrante de este club ENTC donde disfruto leyendo vuestros relatos. Abrazos.

    1. Salvador Esteve

      Eva, hasta que di con el truquillo y supe manejar las herramientas que Jams pone a nuestro alcance fui de cabeza, jajaja. Muchas gracias por tus palabras. Abrazos.

  4. Mª Belén Mateos

    Magnífico relato. Todo un desenlace del misterio llevado por una simple lluvia. Gran ingenio el tuyo en la historia y en la forma de presentarlo.
    Felicidades por ello salvador.
    Suerte y abrazos.

    1. Salvador Esteve

      Muchas gracias, Mª Belén. Como ya he comentado, pretendía ser un juego con el lector, que este participara. Si además te ha parecido ingenioso, encantado. Abrazos.

  5. Tengo en ti Salvador, un escritor de referencia. Me gusta mucho tu estilo y cuando me parece que tú mismo lo has dejado complicado para el siguiente, te superas. A mi me ha encantado. El personaje me gusta ya de saque, pero la manera como te lo has hecho tuyo y has urdido todo ese plan… para mi espectacular. Original, bien armado y mejor escrito, tengo que decirte que aunque has cerrado al historia, me quedo con ganas de más. Mucha suerte 🙂

    1. Salvador Esteve

      Juan Antonio, muchas gracias por tus gratificantes palabras, viniendo de ti engrandecen mi humilde relato, palabras que me estimulan a seguir aprendiendo. Abrazos.

    1. Salvador Esteve

      Jajaja, Lorenzo, imagino que te refieres a la pequeña cruz que precede al epitafio. Muchas gracias por tus palabras y, aunque soy más cansino que el hombre del tiempo, reitero que ya me siento premiado con vuestros comentarios. Abrazos.

  6. María Jesús Briones

    No podía ser de otra manera, Holmes descubrió su asesino después de muerto. JA, JA..
    Genial el epitafio después de la lluvia.
    Mil felicidades, Salvador.

  7. María

    Es que de veras, maestro. ¡Qué manera de escribir! Cada texto suyo es una lección para mi. Muchas gracias. Impecable. A ver si algún día aprendo como se logra cultivar esa imaginación desbordante y esa forma de expresarla. ¡Felicidades!

    1. Salvador Esteve

      María, solo soy maestro en intentar contar historias y disfrutar con ello. Muchas gracias por tus palabras que tanto me motivan. Abrazos.

    1. Salvador Esteve

      Yo también soy un entusiasta de la novela negra, y si el relato te ha gustado e intrigado es para mí un enorme placer. Muchas gracias, Izaskun. Abrazos.

  8. Virtudes Torres

    Vaya con Watson. La verdad es que Holmes era un poco duro con él, pero de ahí a que ya supiera que lo iba a envenenar…
    Y si lo sabía por qué no lo evitó?
    De todas formas has escrito con maestría lo que podría ser el principio y el final de otra de las historias de suspense de la saga Holmes.
    Un abrazo y muchísima suerte.

    1. Salvador Esteve

      Cuando una amistad se cree verdadera, cuando arriesgarías tu vida en defensa del amigo, la decepción te impide actuar, o, tal vez, esperas hasta el último momento estar equivocado. Muchas gracias, Virtudes, por tu comentario y tu visita. Abrazos.

Dejar una respuesta