Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

112. Resurrección (Montesinadas)

El protocolo de reanimación es siempre el mismo. Un suave tirón en el lomo, como un pellizco en la nuca que te despierta de un letargo profundo y prolongado sobresaltando al corazón. La posterior inclinación produce un  cierto vértigo causado por el brusco cambio de postura que desaparece pasados unos segundos, cuando liberado del estante, empiezas a respirar de forma torpe inicialmente, despacio, inhalando aún ese polvo añejo que da la inmortalidad.

Una vez abierto y sin la presión de la portada, el aire vuela entre las  páginas y comienza la resurrección,  el espacio para el culto, la república de la vida. Cada uno cumple su papel de manera disciplinada, unos se sienten héroes desde la frase inicial, otros deberán esperar a capítulos posteriores para enriquecer la obra y crecer psicológicamente en situaciones comprometidas.

Los que se saben amantes y dueños del placer cubren sus cuerpos desnudos con la hoja ya amarillenta y esperan su momento para el asalto, los secundarios mantienen la humildad  y no olvidan detalle para ser tal cual están descritos, todos cumplen con ilusión renovada, incluso aquellos que saben, como yo, que volverán a morir en la siguiente página.

25 Respuestas

  1. María José

    Lo que nos hace resucitar un libro no es sólo la historia que nos cuenta sino la manera en que está escrita: eso que envidiamos tanto los aspirantes a cuentistas.
    Me ha gustado esta resurrección.
    Un saludo.

  2. Me ha gustado mucho, la idea de que un libro vuelve a la vida cada vez que se lee, es realmente algo tan obvio que no te paras a pensarlo. Tu lo has contado muy bien.
    Un abrazo.

  3. Buenísimo Manuel. Sólo me queda preguntarte ¿sería posible reencarnarse en libro? si me dices que sí prometo acumular buen karma.
    Me gusta la descripción del protocolo de resurrección, tan detallada. Creo que he realizado esa maniobra mil veces y nunca fui consciente de lo que hacía.
    Suerte Manuel, un abrazo.

  4. Gloria Arcos Lado

    Preciosa manera de narrar el ritual de la lectura, la vida que hacemos renacer al leer una historia y el papel que desempeña cada uno de los personajes. Magistral. Enhorabuena Manuel

  5. Juan Antonio

    No puedo ocultar que siento admiración por sus letras, señor Montesinos. Entrar a un relato suyo es una apuesta segura a que me llevo algo en el zurrón. En lugar de mirar nosotros al libro, el libro nos mira a nosotros. El final, broche de oro. Enhorabuena. Mucha suerte y de nuevo felicitaciones. 🙂

  6. Gracias a todos, me gustaría contestaros uno a uno pero parece que el blog no me deja, hay fallos técnicos o yo soy un garrulo digital , que también puede ser, así que daros todos por besados, abrazados, engrandecidos, alabados, peloteados, achuchonados, y sobre todo, por encima de todo leídos.
    Gracias

  7. Pos es una bonita personificación de lo que supone la elección y lectura de un libro. Interesante, sí. Y con ese toque de derrota del que se sabe prescindible. No seré yo quien diga que es un mal texto el suyo. Mucha suerte le deseo.

    Saludísimos.

  8. Ana Tomas Garcia

    Qué gesto tan simple basta para resucitar un libro y qué pocos son los que llevan a cabo tal maniobra. Muy bueno Manuel. Saludos.

  9. Muy bueno, Manuel. Me ha parecido semejante, en algunos detalles a la apuesta de Miguel, y me has engañado al principio que creí ver a un humano resucitando. Veo que manejas muy bien la metaliteratura, ya varias veces las que me has asombrado con propuestas de este estilo. Un saludo.

Dejar una respuesta