Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

SEP36. PUNTO Y FINAL, de Esperanza Temprano

Sabía que al doblar la esquina estaría de nuevo en el punto de partida con la misma maleta, repleta entonces de aventuras y ahora de arrepentimientos. El miedo le salió al encuentro al igual que hace cinco años cuando supo que iba a ser padre, entonces le hizo huir y esta vez le ha hecho volver.
Ella está asomada a la ventana tendiendo la ropa, más bella que nunca, con ese mechón rebelde que juega a taparle los ojos. Sus miradas se encuentran e intercambian reproches y remordimientos. Por un instante esboza una leve sonrisa en la ventana y él se abraza a un destello de esperanza en la calle.
─¿Eres cliente de mi mamá?─ le pregunta un niño que juega a las canicas frente al portal.
─Pablito, sube, te he dicho mil veces que no hables con desconocidos─ grita ella desde arriba antes de cerrar todas las contraventanas.
Un olor a puchero flota en el aire junto con los besos que no le dio y el hijo que no educó. Se aleja, al fin, con el precio de su cama clavado en las entrañas.

22 Respuestas

  1. Un relato lleno de emoción, de sentimiento contenido, de imágenes y olores… pero sobre todo de mensajes con doble sentido que enriquecen la historia en contenido y en belleza.
    Un “volver” triste, tardío… que construye un trabajo, a mi modo de ver, estupendo.
    Felicitaciones y besos, Esperanza.

  2. Espléndido relato. Punto y seguido. Buen ritmo narrativo,excelente exposición de sentimientos y conciencias. Magnífico final. Punto y aparte.

    El título. ¡Ay, el título!. Se coló una “y” espuria. Punto final.

    1. Tras el sentimentalismo se esconde la culpa y la pesadumbre por haberla abandonado cuando más necesitaba de él. Su lección para mi, Miguel Ángel, es que a veces las personas no esperan a que reacciones y buscan soluciones de emergencia para salir adelante. La vida no siempre te concede una segunda oportunidad.
      Gracias por tu comentario,

  3. A veces vivir a ciegas aventuras, y más si es escapando de situaciones de las que somos responsables, hace que dejemos en el camino lo verdaderamente importante.
    Cuando se regresa, aún con el sentir arrepentimiento, puede ser para constatar que es demasiado tarde. Me ha gustado.

    Suerte y recibe mi saludo.

  4. Me ha recordado Pablito por el nombre a “Clara de noche”, de la revista el Jueves. El micro me gusta como todos los tuyos, aunque no veo yo arrepentimientos ni nada, sino solo un fracasado intentando dar marcha atrás. El título, un diez.
    Un abrazo

  5. Uff, Esperanza, triste. Todo abandono produce dolor, sobre todo en quien se queda. Has sabido crear un tono en el relato que nos avanza un final no feliz. El giro lo da el chico y ahí se entiende ya todo. Un abrazo, escritora reconocida por la calle.

Dejar una respuesta