Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

32. UN NÚMERO INESPERADO

La jornada transcurría con normalidad. Habían actuado, entre otros, los trapecistas, un tragasables,  dos contorsionistas, el domador con sus leones y tigres, dos magos orientales y un forzudo, que era capaz de arrastrar un camión con los dientes. Desde su pequeña oficina, el director organizaba el espectáculo e indicaba a la orquesta cuando tenía que introducir a cada personaje.

Por fin llegó el momento más esperado, en un extremo de la carpa apareció, empujado por dos ayudantes, el gran cañón. En pocos minutos se oyó una potente explosión y al  momento todo quedó en silencio en el circo. En la pista central los payasos y dos ayudantes se miraban incrédulos con sus caras y la ropa cubiertas por un fino polvo gris, que también  flotaba en el aire, cayendo lentamente sobre los espectadores, las azafatas, los vendedores y los músicos, que habían dejado de tocar.

Sólo el encargado de prender la mecha conocía la última voluntad del hombre bala, que había sido incinerado la mañana anterior.

33 Respuestas

  1. En esta propuesta de los cañones he visto algunos relatos que toman como tema el circo y al hombre bala, pero, sin quitarle méritos a los demás; éste es uno de los más originales que he leído, muy bien narrado y con un final realmente estupendo. Muy bueno.
    Saludos.

  2. Yashira

    Ay no puedo evitar imaginar la cara de todos cuando se enterasen. El que prendió la mecha debía estar partiéndose de risa. Muy original ese número Ezequiel. Suerte.

  3. Gloria Arcos Lado

    Divertido final para un hombre bala que quiso dejar sus cenizas sobre lo que más amaba, el circo y los espectadores, que son quienes le infunden vida.
    Muy bueno y original.
    Un abrazo. Gloria

    1. Ezequiel Barranco Moreno

      Cuando uno manifiesta sus últimas voluntades quiere aferrarse a sus vivencias u objetos más preciados o dejar un recuerdo. Sin duda, los que se enteraran que era ese “polvo gis” no lo olvidarán nunca.
      Gracias Gloria.

  4. Luisa Rodríguez G. Novelúa

    Número inesperado e inesperado final. Qué mejor manera de despedirse del circo para el hombre bala. Me gusta. Un abrazo.

  5. Ezequiel

    Gracias, Luisa, por tu comentario.
    Supongo que al final uno intenta aferrarse a lo que más ha querido o más le ha marcado en su vida para despedirse

  6. MªBelén

    Original y sorprenderte final. Imagino a todos esos espectadores tintados de gris ceniza. No sé como reaccionaran cuando sepan que el hombre bala ahora forma parte de sus vidas.
    Un abrazo.

Dejar una respuesta