Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

61. UNA MIRADA CERTERA

Llevaba horas siguiendo su rastro, el inequívoco estigma sobre los blancos copos, le excitaba, presentía que cada vez estaba más cerca. La escopeta desafiante, a la espera del dedo apuntador. Se aproximaba, con sigilo, muy despacio, se recrudecía su ansia. Temblaba. Un mínimo rumor le haría perder su trofeo, se desvanecería su tesoro.                                                                                                                                                                            Dormita en su mecedora. Ahora dispone de mucho tiempo y aprovecha hasta el último rayo de sol de la tarde.      Luna y Nube lo olisquean todo… hasta llegar a sus babuchas. Al abrir los ojos una tristeza asoma a su cara. Abuelo, le digo, ¡que ya ha llovido bastante! Lo sé, Lucía, pero no puedo evitarlo, estas juguetonas me devuelven aquella mirada… la de una madre aterrorizada más por el desamparo de sus lobeznos, que por su propia muerte.

 

 

 

 

 

 

 

 

20 Respuestas

  1. Hola, Rosy.

    Antes de coger un arma hay que pensarlo muy bien porque los remordimientos pueden acompañarnos toda una vida. Qué bien lo has resuelto, caraguapa!
    Me ha gustado mucho las sensaciones transmitidas en los dos tiempos del cuento. Al principio, puede ser un hombre joven excitado por conseguir un trofeo de caza y en la segunda parte un abuelito que aún recuerda aquel instante en que una loba, como cualquier madre protegiendo a sus cachorros, le miró con terror por la suerte que correrían sus crías.
    Estupendo micro. Felicidades, amiga, ojalá (ya sabes qué).

    Unos besos muy fuertes.

    1. Sí, ahora veo que se puede también interpretar por separado, eres una artista.
      Towanda, espérate para ese (yo ya sé), no ha llegado aún ni mi momento, ni mi relato… y si no llega nunca pues…. sniffff, jajajajajajajajaj
      Un besote muy grande
      ¡¡¡GRACIAS!!!

  2. María Elena Sánchez Álvarez

    Hola Rosy, un relato muy bonito y con el enfoque que nos da el paso del tiempo, que nos hace ver las cosas con otras perspectivas.
    Me ha gustado mucho.
    Mucha suerte y un fuerte abrazo.

  3. Rosy me gusta este relato que ha escrito acerca de los sentimientos. Intuyo que el cazador ha domesticado a las hijas de la loba (“…estas juguetonas me devuelven la mirada…”) y al mirar sus ojos recuerda la preocupación de la madre, mientras muere, por el futuro de sus hijas y esto a él le provoca remordimiento y arrepentimiento. Muy bien logrado, ¡Suerte!

    Saludos.

  4. Mel

    Me gusta el ritmo de urgencia que has conseguido en la primera parte. La segunda creo que rompe mucho con el ritmo anterior, y luego giro final de cazador arrepentido. Me gusta mucho el título con ese doble sentido.
    Abrazos Rosy,

    1. Hola Mel, aunque se trata de la misma persona, quería dar otro ritmo a la segunda parte, hasta podrían subsistir la una sin la otra.
      El título… es mi asignatura pendiente, una de tantas, parece que con este he acertado.
      Agradezco tu comentario.
      Un abrazo.

  5. Como te comentaba en tu blog, es un relato muy bonito aunque terrible par auna madre loba, pero distiento a los que he leído hast ahora y eso me gusta también. Espero que tengas mucha suerte.
    Besicos muchos.

  6. Muy emotiva la historia narrada en dos tiempos diferentes,una como hombre cruel con un arma disparando a un animal indefenso y la otra como hombre tierno ante la compañia de los lobeznos que le traen aquel recuerdo instante.
    Besos y suerte con tu micro.

  7. Rafa Heredero

    Rosy, me gusta tu relato. Me quedo sobre todo con el magnífico título que has elegido y con el recuerdo de esa mirada a la que no le importa su muerte y que tanto le llegó al cazador para perserguirle toda su vida. Tuvo que ser desgarradora.
    Suerte y saludos, pucelana.

Dejar una respuesta