Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

121. Viudas

A Juan lo mataron tan muerto que fue incapaz de ponerse en pie cuando sus innumerables viudas acudieron a despedirse.

Su madre, inamovible junto al cajón, disculpaba su aspecto, explicándoles que una bala en el corazón desencaja al más pintado. Y que su Juan no querría ser descortés, pero había razones de fuerza mayor para no recibirlas tal como se merecían.

De paso, les preguntaba si querían que sus nombres aparecieran en el epitafio que acompañaría a Juan hasta la eternidad. Algunas, por vergüenza, aceptaban pagar la suma que la mujer les reclamaba y asegurarse la participación. Otras, se negaban a ser un nombre más entre tantos. Juan ya las llevaría en su corazón, aducían. Con esa excusa no soltaban ni un céntimo y de paso se hacían las dignas,

Eso sí, todas lloraban dos lágrimas por cada ojo. Por el derecho, para que las viera la vieja; por el izquierdo, para que las viera el difunto, que nunca se sabe.

Después, guardaban el pañuelo entre los senos, mientras los reacomodaban elevándolos lo necesario como para alegrar un poco los negros escotes.

25 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Un hombre con un encanto especial en vida, como lo demuestra esa legión de admiradoras enlutadas. Se deduce que como consecuencia directa o indirecta de alguna de esas relaciones, tan abundantes en número, ha recibido un balazo en el corazón. Una vida corta, pero intensa, como James Dean. Seguro que muchos firmarían.
    Aprovecho para felicitarte también por aquí por tus éxitos literarios.
    Un saludo y suerte

  2. Mª Belén Mateos

    Fantástico relato, donde la ironía y la hipocresía se dan la mano. Unos llantos disfrazados y unos generosos escotes enlutados que guardan esas lágrimas derramadas de falsedad.
    Un don Juan venido a nada y que nada va a quedar de él.
    Me encanta Patricia, tus letras son estupendas.
    Un beso preciosa.

Dejar una respuesta