Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

01. ERWÜNSCHT

El embajador le confesó que la gobernanza de Erwünscht podría ser un referente para cualquier nación. Le mostró su admiración por las aguas cristalinas, los bosques, el trabajo de los campesinos, la tranquilidad de sus senderos… Lo describió como una condición envidiable.

El gobernador entendió sus palabras como una advertencia, una sutil amenaza, y contrariado, reunió al consejo: tomarían las previsiones necesarias para evitar la pérdida de su codiciada situación. Comenzaron con el control de tránsito por los principales caminos. Fue necesario acrecentar el ejército, y muchos campesinos se hicieron soldados. En las tierras abandonadas se construyeron fortines y nuevas industrias de armamento.

Algunos visitantes, sorprendidos por las novedades, corrieron el rumor de un enemigo lejano en ciernes y fueron expulsados por mezquinos y maledicentes. Como gestos inequívocos, talaron el bosque circundante para evitar sorpresas, envenenaron los pozos para contrariar el abastecimiento oponente y se encerraron intramuros.

El confinamiento del ejército asustó a los vecinos que se plantearon huir, pero les forzaron a regresar en su propio beneficio. Aunque controlaron y cerraron los accesos, el territorio se fue vaciando y creció el miedo hacia el gobernador y sus consejeros, satisfechos al fin por conseguir instaurar un estado fuerte, autoritario, definitivamente inconquistable.

2 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Por lo general está bien prevenir, antes que curar. De igual manera, a veces, la prudencia aconseja ponerse la venda antes de la herida. Pero las cosas llevadas al extremo pueden hacer que por una interpretación errónea, más bien retorcida y desconfiada, toda la realidad cambie para peor, hasta el punto de hacer de un lugar idílico y acogedor, envidiable en el mejor sentido, un estado blindado y temeroso, a la vez que amenazante y hosco.
    Un relato que muestra lo complicados que podemos ser, capaces de convertir paraísos en infiernos sin causas aparentes.
    Qué buen pistoletazo de salida.
    Un abrazo, Jams

Dejar una respuesta