Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

07. En barbecho

Mamá dice que ser dueña de una granja es como tener un tesoro, que ya lo entenderé cuando sea mayor, aunque no la veo muy contenta, porque se encarga de arar, regar y sembrar la tierra ella sola. Siempre se queja de que yo le diera miedo a papá y decidiese abandonarnos antes de que naciera, en el momento que más lo necesitaba para cuidar la cosecha, y que por eso nadie habla con nosotras ni nos dejan ir a la iglesia los domingos, que es lo que hacen otras mamás y papás con sus hijos.
Yo no entiendo cómo mi papá pudo asustarse sin ni siquiera haberme visto, y entonces pienso que debo ser muy fea y me pongo triste, igual que a veces parece sentirse mamá. Todas las que sé que no me quiere mucho y me grita enfadada. O las que empieza a beber de la botella que guarda en su habitación, y se abraza ella sola para darse calor. O cuando se acuerda del campo que sigue en barbecho sin aprovechar sus mejores años para cultivarlo porque no encuentra ningún hombre que quiera ocuparse de él. Y me mira como si yo tuviese la culpa.

7 Respuestas

  1. J u a n

    Un microrrelato muy duro en un registro que no te conocía pero que escapa de tu estilográfica con las características del Realismo y el Naturalismo y pericia. Doble juego el barbecho del sato donde transcurre la vida de la madre, y el de la hija que también padece un barbecho psíquico por esas historias del origen de su vida, pobrecilla. ¡Estás hecho Un Zola, Muchacho!

    1. Rafa Heredero

      ¡Mil gracias, Juan! Se hace lo que se puede y como mejor se sabe, y ahí andamos, aprendiendo un poco de todos.
      Un abrazola, qué menos, después de tu hipérbole.

  2. Ángel Saiz Mora

    Ser madre soltera, hasta no hace mucho tiempo, era un estigma terrible, no solo para la mujer, también para la descendencia. El padre biológico que disfrutó de un momento y no asumió responsabilidades causó mucho más daño que el que imagina, si es que imagina algo y le queda algo de conciencia. La desesperación de esta madre conduce a la amargura, a la inacción y a la bebida, ante la realidad de tener que afrontar sus mejores años sola, con una sensación de abandono terrible y su hijo como víctima inocente.
    Un relato lleno de maestría en el contar de forma indirecta y con elegancia.
    Un abrazo y suerte, Rafa

    1. Rafa Heredero

      Muchísimas gracias por tu lectura y visita, Ángel. Y, por si nadie te lo había dicho, que lo dudo, para elegancia, de largo, la tuya.
      Un abrazo.

    1. Rafa Heredero

      Siempre es muy agradable que una historia nuestra llegue con tal intensidad a un lector. Me alegro de que la hayas disfrutado.
      Muchas gracias por la visita, el comentario, el deseo y los abrazos, Rafael. Desde aquí te mando otros de vuelta.

Dejar una respuesta