Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

107. BAJO LA SOMBRA DEL OLIVO VERDE

Esto no puede ser realidad, pero al contemplar la fachada no me cabe la menor duda de que se trata de la misma casa, solo que mucho más deteriorada.
La vendedora de la inmobiliaria me abre la desvencijada puerta,  y al entrar, ignoro el olor acre a humedad, ya que una impronta sensación de nostalgia me invade,  llevándome a preguntarme cómo es posible haber añorado un lugar donde nunca antes se ha estado.
En mi sueño es de noche. Soy tan solo un niño, jugando con un cochecito de hojalata bajo la luz exigua de un candil de aceite mientras, proveniente de una gramola suena un tango argentino.
Ahora, paso los dedos por las ajadas paredes desprendiendo pequeños trocitos de pintura.
Al final del pasillo, en el patio, se halla el tocón de un árbol talado.
Mis ojos viajan hacia otro lugar y tiempo, invadidos por recuerdos que no he vivido. Bajo un manto verde de hojas apenas traspasadas por la luz del sol, mi cuerpo parece flotar subiendo y bajando.
Antaño fue un majestuoso olivo ―me cuenta la mujer ―pero el dueño lo mandó cortar cuando su hijo se mató al caer del columpio que colgaba de sus ramas.

14 Respuestas

  1. JAMS

    Este es el relato 10000 de ENTC… Gracias Gozalo, y gracias a las 9999 historias anteriores que han creado este pequeño universo creativo y de ilusiones. Es un placer llegar aquí… y un honor.

    1. José Ángel

      Gracias Jams. No tenía ni idea, ha sido pura casualidad.
      ¡Espero que le sigan otros 10000 más!
      Intento participar siempre que puedo y tengo la intención de seguir haciéndolo.
      Enhorabuena por todo lo que haces para que este sitio siga siendo un referente a seguir y nexo de unión entre tantos buenos escritores que disfrutan de lo que hacen y dónde impera el respeto mutuo. Me vienen a la cabeza muchos nombres de personas a las que admiro por su forma de escribir y cuyo legado en forma de palabras siempre quedará aquí.

  2. Gloria Arcos Lado

    El honor es nuestro, por que nos has dejado compartir tu casa y por hacer que acabemos sintiéndola nuestra. Como decana oficial de Entc te doy las gracias, en mi nombre, y creo que no se enfadarán, también en el de la mayoría de aquellos y aquellas que hemos dejado un poquito de nuestra alma en forma de lluvia de palabras.
    Estas se unieron para formar pequeñas historias que elevan nuestro espíritu mientras tejen poco a poco grandes amistades. Pero si no te importa, Esta noche te lo cuento. Gracias infinitas por estas hermosas historias y por cedernos tu casa para que podamos mostrarlas. Gloria Arcos Lado

  3. El relato 10.000 merecía ser tan bueno como este. Una puñalada precisa y profunda que te daña órganos vitales. Una puñalada lenta, medida, sin precipitación ni extravagancias. Un relatazo.
    Felicidades.

  4. Barceló Martínez

    Digno relato número 10.000.
    José Ángel, no sé si eres consciente del honor que has tenido.
    Si no he entendido mal, tu historia habla de reencarnación, un tema que le viene al pelo al hito que acabas de colocar a esta página. Atrás quedan las vidas de 10.000 historias y comienzan otras nuevas que seguirán alimentando la existencia de ESTA NOCHE TE CUENTO.
    Brindo con todas y todos por todas y cada una de vuestras, nuestras historias.Felicidades, José Ángel.

    1. José Ángel

      Pues sí Barceló es todo un honor inesperado.
      Espero que dentro de muchos años el gran libro que formarían todos los relatos sí los publicaran juntos siga creciendo. Es verdad que se va sumando gente nueva y desgraciadamente, el curso de la vida hace que otros se pierdan por el camino. Aunque seguirán un poco vivos en sus relatos.

  5. Alvaro Abad

    Diez mil aplausos para todos los ENTCianos, otros tantos para JAMS y doble enhorabuena para tí, José Angel, por el número y por este estupendo relato.
    Suerte y abrazos.

  6. Ángel Saiz Mora

    En un espacio que se nutre de letras, los números también tienen su importancia simbólica, así es de generoso ENTC, Ese “uno” seguido de cuatro ceros simboliza muchas cosas, pero sobre todo creatividad y convivencia. El azar ha querido que recaiga en un digno relato, en el que por la fuerza de los hechos sucede algo que se cuenta e inquieta, sin nombrarlo expresamente.
    Felicidades, José Ángel. Un abrazo y suerte

Dejar una respuesta