Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

11. La mesa (Susana Revuelta)

La vieron de casualidad cuando salían del vertedero, detrás de un colchón lleno de cercos amarillos. Una mesa maciza, casi nueva, sin apolillar. Con detalles y figuritas tallados a lo largo de todo el borde. Estaba coja de una pata, pero eso daba igual: con lo que pesaba, seguro que sería de roble o de nogal, de una madera cara. Ya buscarían un taco o algo para calzarla.

―Verás cómo se pone de alegre la mama ―dijo el hombre al mocoso que le acompañaba mientras la subían al remolque con mucho cuidado.

De camino al chamizo iban muy animados, sin creerse  la suerte que habían tenido al encontrar un mueble tan bonito, imaginando lo bien que quedaría en la cocina, en lugar de la mesa de camping plegable. Lo que no tenían claro aún era qué hacer con el viejito en pijama que se aferraba a ella como una lapa y que no paraba de toser.

 

 

4 Respuestas

  1. Milagros Sánchez

    ¡Menuda sorpresa! Espero que esos dos (padre e hijo) respeten al anciano del pijama… Aunque mucho me temo que sus intenciones no van por ese derrotero. Además otra boca más que alimentar es otro grave inconveniente.
    Es evidente que la única justicia para los pobres es su supervivencia, lo cual demuestra la falta de ética como seres humanos y la decadencia de la sociedad llamada «civilizada».
    Me ha encantado, Susana, la ironía del giro final donde nos muestras la crudeza de la realidad
    Saludos y feliz 2020. 🙂

  2. Ángel Saiz Mora

    Toda belleza, en este caso la de un buen mueble, puede quedar eclipsada ante la soledad, la de un anciano abandonado, también como un trasto viejo, que se aferra a lo único que le queda.
    El final abierto que planteas puede dar pie a un desenlace feliz, en el que mesa y hombre en pijama puedan tener una nueva vida, aunque sea humilde. Ya se sabe que lo que otros desechan, personas incluidas, puede ser un tesoro para quien sabe apreciarlo.
    Original propuesta, con un toque de surrealismo.
    Un abrazo y suerte, Susana.
    EdH2020

  3. Enrique Mochón Romera

    ¡Qué bueno, Susana! Tragicómica historia en la que destaca claramente el aspecto trágico. De hecho es muy fácil ir metiéndose en la piel de los personajes y conmoverse de su situación hasta llegar a ese increíble final.
    Enhorabuena y mucha suerte con él. Un abrazo.

Dejar una respuesta