Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

40. El otoño en los bosques de Saja

Es cuando acaba septiembre y empieza octubre que se les ve subir por la pista forestal hacia los refugios situados en lo alto de la colina. Suelen ir en grupos, raras veces van solos o en pareja; generalmente al final del día o al amanecer. Van armados de cámaras fotográficas y de prismáticos para intentar captar los embates de los ciervos que ocurren en esas fechas.
Los machos de imponente cornamenta levantan la cabeza hacia el cielo y lanzan un grito atronador, dicen que berrean. Después de la pelea, el vencedor camina erguido y se aleja, detrás de él, cinco o seis hembras le siguen el paso.
Al finalizar la temporada de la berrea, el bosque va cambiando de color, hayas y robles mutan sus hojas hasta tomar tonos marrones. Siempre quedan diseminadas algunas manchas verdes; son mis compañeros de hoja perenne: el acebo y el abeto. Yo, viejo árbol sagrado, veo pasar las estaciones sin que mis hojas se inmuten; soy el Tejo.

3 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Los bosques son escenarios de vida que, como tal, tiene sus ciclos. El principio del otoño, con la berrea de los ciervos, es un momento lleno de interés, al que se une la belleza un tanto melancólica de las hojas caídas. Nadie como un árbol, que puede llegar a vivir muchos años, para contar todos estos acontecimientos con la sabiduría que da el conocimiento. Que se trate de un tejo, un árbol asociado al misticismo y a la magia, no puede ser casual, por algo se les atribuyen cualidades mágicas y leyendas, aparte de ser algo venenosos.
    Un relato imaginativo, Ginette.
    Un abrazo y suerte

Dejar una respuesta