Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

49. El túnel

…y escapar así al destino.

Andreas Taxidiótis, Viaje a Poniente

 

Todo comenzó cuando las ciudades de Florencia y Samarcanda decidieron hermanarse, y la Asociación Histórica de esta última, buscando revivir su mítico y legendario pasado propuso, además, unirlas mediante un fabuloso pasadizo subterráneo.

Se necesitaron remover incontables toneladas de tierra para terminar una obra de ingeniería tan colosal como extraordinaria, aunque mayor fue su sorpresa al emerger por la Piazza della Signoria. La que apareció ante los excavadores era una Florencia incomparable en su esplendor renacentista, quizá la más hermosa de todas las ciudades, incluso imaginadas. Enseguida comprendieron que el esfuerzo de traspasar ambos continentes en sentido contrario a la rotación de la Tierra los había llevado a horadar un túnel en la geografía del espacio. Y ninguno de los que encontró tanta belleza quiso volver atrás.

Fue este hallazgo inesperado lo que les hizo descubrir entonces cómo excavar otro túnel, pero esta vez en la geografía del tiempo, para así poder regresar al primer amor, a los días perdidos de la infancia, a la esperanza de renacer con otra vida, a la posibilidad de no haber existido. Y ninguno de los que lo han atravesado ha querido volver atrás.

6 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Que dos ciudades míticas y con tanta historia quieran hermanarse no resulta extraño. Un túnel que conectase lugares lejanos, con viajes en el tiempo incluidos, sería un sueño en el que quedarse a vivir. Si ese milagro fuera factible, todo podría suceder a través de esas galerías con acceso directo a la magia.
    Los mejores momentos de nuestra existencia, que tenemos idealizados, son un espacio del que nunca querríamos marcharnos. Con la literatura esa ilusión se materializa, nos la imaginamos. Qué tendrá la realidad que necesitamos evadirnos de ella para poder seguir digiriéndola, con sus inquietudes y problemas.
    No sabemos si cualquier tiempo pasado fue mejor, lo que está claro es que los buenos recuerdos, los que no se olvidan, nos conforman y quisiéramos estar en ellos para siempre.
    Un abrazo y suerte, Rafa, con este relato de evasión, entre el cuento y la magia, que deja el regusto de desear que suceda.

  2. Rosalía Guerrero

    Que chulada de relato, Rafa. Yo si pudiera también excavaría otro túnel para hacer una escapada. Eso sí, creo que regresaría, me gusta bastante mi vida.
    Un abrazo y suerte!

  3. Rafa Heredero

    Ángel: muchísimas gracias por tu comentario. Qué bien has expresado lo de la realidad, lo de los mejores momentos de nuestra existencia, lo del tiempo pasado… bueno, qué bien te expresas siempre, y con cuánto cariño hacia todos nosotros.
    Otro abrazo para ti.

  4. Rafa Heredero

    Rosalía: todo es proponérselo; si ellos han logrado encontrar ese túnel, ¿por qué no nosotros?
    Muchísimas gracias por tu visita y por tu comentario, y otro abrazo de vuelta.

Dejar una respuesta