Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

51. El paparazzi (Edita)

 

Oye carcajadas femeninas; está seguro de que hay chicas semidesnudas chapoteando en la finca colindante. Armado con su réflex, se encamina hacia el seto medianero dispuesto a disparar. Busca un hueco entre el ramaje que le permita introducir discretamente el objetivo. Como no lo encuentra, debe urdir otro plan. Deja la cámara oculta entre unas matas y vuelve a casa. Regresa poco después arrastrando con dificultad una pesada escalera de tijera, sin percatarse de los surcos que deja grabados en el césped a su paso. Cuando consigue ponerla en pie, subir unos peldaños y ver la piscina de los vecinos por encima del muro vegetal, comprueba que en ella solo queda agua. Tal frustración le hace emitir un berrido estridente, y a punto está de perder el equilibrio. Lo familiares, alertados por semejante grito, acuden a socorrerlo.

—Abuelo, ¿se puede saber qué haces?

—Una revista me ha encargado un reportaje fotográfico. Debo entregarlo mañana.

—¡Qué bien! Ven a tomar el Sintrom, anda. Ya sacarás las fotos en otro momento.

 

2 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Algunos refranes, que siempre son muy sabios, podrían aplicarse a tu inquieto protagonista, supuesto reportero tardío. Por un lado, aquello de: «Genio y figura…»; como también: «Nunca es tarde si la dicha es buena».
    El hombre está sobrado de ganas de vivir (otra cosa es que el organismo le acompañe), algo que dará aliciente a su existencia y a la de aquellos que le rodean. Mucho mejor es esa actitud que la de quienes, al final de su vida, no dejan de lamentarse por múltiples causas, de centrarse en el pasado como si el presente ya no contase, agotando los oídos de familiares y cuidadores. Otros, simplemente, toman una actitud pasiva y acomodaticia, en espera de lo inevitable. No sé cómo seremos al llegar a esa edad. A este paparazzi, si no de oficio, de vocación, no se le puede negar que es muy divertido, al igual que este relato.
    Un abrazo y suerte, Edita

Dejar una respuesta