Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

55. Inconmensurable

Levanta del suelo poco más de metro cuarenta, lo que mide sentado en su silla. Su rodar diario es un deporte de alto riesgo, una película de suspense en la que unos duendes despiadados colocan cada madrugada cientos de trampas por las calles. En sus paseos practica la escalada de aceras rotas, el eslalon entre andamios y vehículos mal aparcados, la carrera de obstáculos, el campo a través por terraplenes con agujeros. Mientras avanza contra viento y marea, se cruza con figurantes que lo miran como si fuera un bicho raro o le preguntan si está enfermo. Él los tranquiliza guiñándoles un ojo y les contesta que se encuentra bien. En plena forma. Si acaso, matiza, con algunas agujetas en los brazos de empujar las ruedas.
Con el tiempo ha normalizado tantos desvaríos. Incluso ha descubierto que a los mirones solo hay que mostrarles que la vida puede ser maravillosa. Desde entonces, les dedica sonrisas llenas de primavera con las que disipa cualquier nubarrón. También se ha dado cuenta de que los duendes nocturnos no son seres malvados. Gracias a ellos, sabe que no hay barrera que no pueda derribar. Que superar caminos difíciles lo ha convertido en un gigante.

12 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    La estatura de una persona no es una cuestión física. El protagonista de este relato es un gigante por su humanidad, por saber sobreponerse sobre todas las dificultades diarias y constantes con una sonrisa, con una felicidad contagiosa y envidiable. A su lado es difícil no sentirse pequeño. Tiene mucho que enseñarnos a todos.
    Un relato entrañable, en cuyo interior late una enseñanza que deberíamos tener siempre presente, así seríamos más positivos y felices.
    Un abrazo enorme, Pablo. Otro igual de grande para el protagonista.

    1. Pablo Núñez

      Muchísimas gracias, Ángel. Ese gigante le envía un abrazo a su Ángel de la guarda de Madrid. Ese que lo llevó en volandas a los lugares que él quería.
      Un abrazo también de mi parte, querido amigo. Tú, además de Ángel, también tienes mucho de gigante.

    1. Pablo Núñez

      Amigo Rafa, has dado en el clavo. Esa ceguera que dices es además crónica. Años y años haciendo visible lo evidente y ellos miran para otro lado.
      Abrazos. Y gracias por pasarte.

  2. Un texto maravilloso, Pablo. Una historia genial que nos conduce hasta otro punto de vista. Hay tantos y nos fijamos tan poquito. Incluso en los seres más cercanos. Vencer las adversidades, sean las que sean, siempre es un ejercicio de gigantes porque el mundo y los otros no suelen (solemos) ayudar. Suerte y abrazos, genio.

    1. Pablo Núñez

      Muchísimas gracias por tus palabras, mi querido Rafael. Me abrumas con lo que dices, amigo. El resultado del relato no es más que el observar la vida diaria de uno de estos gigantes y recibir lecciones de vida, al ver cómo va sorteando obstáculos con un optimismo que es contagioso. Él lo ha hecho todo. Yo tan solo lo he intentado plasmar en el papel de la manera menos torpe posible.
      Me ha dado mucha alegría leerte. Me gusta lo que dices, vencer las adversidades es un ejercicio de gigantes. Sí señor. Por esto y por muchas cosas, Rafael, si aquí hay un genio, ese eres tú.
      Un fuerte abrazo.

  3. Deberían tener facilidades para compensar las dificultades que representa moverse en una silla de ruedas, pero no reciben lo que les corresponde por parte de los que tendrían que mejorarlo (ay, si estuvieran un día sentados en una de estas sillas…).
    Además, llevan una sonrisa muchas más veces que los que vamos a pie.
    Ya lo dices bien: GIGANTES.
    Un beso para los Pablos.
    Carme.

    1. Pablo Núñez

      Un beso grande de parte del gigante y mía, Carme. Como bien dices, los que podrían arreglar algo no se ponen en su lugar o miran para otro lado y, a pesar de todo, ellos siguen adelante con una sonrisa y buen humor… aunque a veces también se enfaden y luchen por sus derechos, como es normal.
      Gracias por pasarte por aquí y por estar siempre al lado de estepa gigantes, tanto en redes sociales como en persona.
      Otro besote, porque te lo mereces.

Dejar una respuesta