Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

25. AFICIONES ARRIESGADAS (A. BARCELÓ)

Las metalizadas de Alexandra, las de lentejuelas de Jennifer, las de plumas de Samantha, las de cuero rojo de Irina… Recuerda el día que las descubrió, entró en aquella sala de fiestas para intentar despistar a unos tipos que le seguían. Allí comenzó su historia de amor con ellas. Desde entonces, no ha parado de buscar la siguiente. Hoy, sin ir más lejos, ha vuelto a ponerse en peligro para conseguirlas. No importa, ha merecido la pena, ahora, posee las de piedrecitas brillantes de la exuberante Tina.

Tina, una diva, o eso cree él. Tina es Thomas, un agente secreto que pertenece a la sección especial de la CIA que le persigue. Por fin, le atraparán. Cuando regrese al fondo de la fosa de las Marianas con este nuevo par y las coloque junto al resto de su colección, se habrá delatado a sí mismo. El localizador oculto en ellas marcará la posición exacta de su nave. Esperarán a que vuelva a salir para atraparle, le conducirán al Área 51 y correrá la misma suerte que sus preciadas botas de drag queen, acabar metido en una vitrina, expuesto junto a otros ejemplares como él, únicos en su especie.

16 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Por algún motivo que desconozco, quizá por un deseo recurrente y personal de intentar evadirme de este mundo tan hostil a veces, las historias de extraterrestres me encantan y ésta no puede ser una excepción. Efectivamente, existen aficiones arriesgadas cuando se revela una identidad que hubiera sido mejor mantener en el anonimato. De los seres humanos no se puede esperar nada bueno, lo menos que pueden hacer a un alienígena, cuyo único delito es atesorar botas de drag queen, es disecarle en una base cuya existencia es un secreto a voces
    Un derroche de imaginación.
    Un abrazo y mucha suerte, tocayo

    1. Si tuviera que inventar un refrán diría que «las colecciones son pasiones… ¡y no sólo de este mundo!»… y cuanto más raras, más pasiones despiertan, sin importar los riesgos, así que lo entiendo perfectamente a este pequeño hombrecito verde que cruza el universo entero para hacerse de botas y más botas de drag queen… De todo corazón, espero que se les frustre el plan a esos dichosos agentes de la CIA…

      Un micro muy bueno, y decididamente coleccionable, BARCELÓ.

      Un beso grande,
      Mariángeles

      1. Barceló Martínez

        Hola, Mariángeles.
        Espero que, ahora sí, mi réplica a tu comentario salga en su sitio. No he podido poner en su lugar correspondiente el comentario de Ángel y, al intentar arreglarlo, el nuevo ha vuelto a salir dónde ha querido.
        Bueno, al lío. Tu refrán, un acierto con pareado incluido. Yo también espero que no puedan cazar a este pobre alienígena esos aprendices de Mulder y Scully. De momento, que se sepa, no ha hecho daño a nadie.
        Decirte que para este relato me he inspirado en el bueno de Gürb, el estrambótico extraterrestre de la novela de mi admiradísimo Eduardo Mendoza, al que le encantaban cosas tan originales como los churros.
        Gracias por pasar a comentar mis relatos, colecciono con gran gozo todos tus comentarios y los agradezco enormemente.
        Otro beso para ti.
        Ángel

    2. Barceló Martínez

      Hola, Ángel.
      Yo también miro hacia las estrellas muchas veces, no puede ser que estemos solos en un universo tan grande.
      El pobre ET de mi relato se ha encaprichado de estos objetos tan originales y no se le puede reprochar que sea un colección poco original o muy corriente, ¿verdad?
      Como siempre, gracias por estar ahí y pasarte a comentar mis ocurrencias. Creo que todos coleccionamos con cariño tus simpatiquísimos, acertados e instructivos comentarios.
      Un abrazo de los que hacen afición.

    3. Barceló Martínez

      Lo siento Ángel, me salió tu comentario fuera de lugar, me pasa a menudo y no quiero que os quedéis sin mi repuesta. Avanza hacia abajo para poder leerlo

  2. Milagros Sánchez

    Un ejercicio narrativo espléndido, compañero Barceló M. pues en tan mínimo espacio lograr reunir varios géneros literarios, el de ciencia ficción que sobresale, el policiaco e incluso el melodrama, creando una historia coherente como la de este alien coleccionista y víctima de su afición.
    Suerte y felicidades por tu imaginación.
    Un abrazo.

  3. Barceló Martínez

    Hola, Milagros.
    Muchas gracias por tu amable valoración. Creo que la intención que tenía al escribir este relato ha quedado plasmada, si bien, no estoy muy contento con la narración. Muchas personas me han dicho que han necesitado varias lecturas para llegar a entender bien la historia y puedes creerme cuando te digo que yo no soy muy amigo de las piruetas narrativas, me gusta la claridad, la sencillez y la fluidez en los textos, aunque, no siempre consiga que los míos queden a mi gusto.
    Un cálido abrazo, querida compañera.

  4. J. Ignacio

    Hola, Barceló. Muy original tu propuesta. Cuando uno piensa que tus guiños van de una cosa, resulta que en realidad van de otra. Aunque lo uno no evita lo otro, sino que lo complementa para hacerlo encajar como un guante en un tema tan complicado como me parece es el que nos ocupa.

    Le acabo de comentar al otro Angel lo cambiado que está esto. Por fortuna, hay cosas que no sólo no cambian, sino que mejoran con el tiempo.

    No creo que os acordéis de mí, pero yo de vosotros sí. No sólo por lo compartido, de forma directa o indirecta, sino por un comentario que me hiciste una vez, o más bien una reflexión sobre el tema que se estaba tratando a raíz de un texto mío. Hace mucho tiempo, en una galaxia muy lejana.

    Un abrazo, me alegra ver que no bajas el nivel. Más bien al contrario. Me alegra sinceramente.

    1. María José Escudero

      El coleccionista tiene una pasión ( o locura) que puede llevarle como al protagonista de tu relato,a ser objeto de deseo y terminar en una vitrina. Ya se sabe que a los coleccionistas les gusta mostrar sus piezas y si encima llega de otra galaxia el riesgo es mayor. Divertida e imaginativa tu propuesta, Ángel.Te deseo mucha suerte.
      *Me hubiera gustado mucho volver a saludarte en el pasado encuentro de Comillas. Y te habría encantado ver tu relato «Cuenta atrás» escenificado. Estuvo genial, muy emotivo. Bueno…el año que viene. Un abrazo desde casa.

  5. Barceló Martínez

    Hola, Ignacio.
    Perdona por el retraso, supongo que te harás cargo.
    Efectivamente, ha pasado un año desde el encuentro de 2019, era la primera vez que iba y fue un torrente de presentaciones con apretones de manos y besos cuando eso no era una actividad de máximo riesgo. Me gustaría recordar los nombres y las caras de todos, pero es imposible, tiempo tendremos de volvernos a conocer y será todo un placer.
    En el poquito tiempo que he tenido, he estado buscando el relato y el comentario al que te refieres, pero no lo he podido encontrar. Sería muy grato que me refrescaras la memoria. Tenemos tantas cosas en qué pensar en estos días…
    Te agradezco de corazón este comentario tan favorable a mi humilde relato. Gracias a Dios, mandar por aquí un abrazo a todos los entecianos y, en este momento, a ti en particular no es una afición nada arriesgada.
    ¡¡¡Mucha energía!!!

    1. J. Ignacio

      Hola. No te preocupes, andamos todos igual. Yo también te contesto tarde.

      Lo siento, me temo que no nos conocemos en persona. No me refería a eso sino a un relato mío de otro tiempo, que ya no está disponible. En cierto modo, este retorno mío es un nuevo comienzo, con el propósito de devolveros siquiera un poquito de lo que me disteis. Y en ello estaba cuando ha acontecido todo esto.

      Mucha energía también para ti. Mucha energía para tod@s.

  6. Salvador Esteve

    Una afición inocua venida de las estrellas que contrasta con la colección endiosada de los humanos. Ciencia ficción que entrelaza inocencia alienígena con despotismo terrestre. Muy bueno y original, Ángel. Un abrazo.

Dejar una respuesta