Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

16. Ajenos (Anna Jorba Ricart)

Estaba sumida en la lectura cuando de pronto sentí una vibración. La lámpara empezó a temblar, las macetas de mi balcón se movían de tal manera que los troncos de la dama de noche se partieron y fueron a caer encima de la casa de mis mirlos, vaciando su comedero y el agua de su piscina.
Tú, mirabas atento en el televisor un reportaje de Escandinavia.
De repente te lanzaste a la pantalla que empezó a moverse de izquierda a derecha, de las profundas aguas agitadas del Mar de Noruega emergiste como el Kraken, lleno de tentáculos. Tu boca empezó a lanzar rayos y tu voz me ensordeció retumbando con estrépito en la sala.
Cuando me aíslo en el mundo de los libros y de la escritura o la lectura, se te envenena la sangre como la serpiente marina.
Tu mirada inquisidora la de siempre.
Tu ira, la de siempre.
Discutes sin la máscara que la convivencia incrusta en la piel y te ofuscas de tal manera que no sabes ni siquiera quien soy, pero tú a mi me pareces una sabandija, si, si, un bicho y tan extraño.

2 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    El desamor puede hacer que una convivencia, ya vacía, estalle por cualquier menudencia. Dos personas que creían quererse acaban convertidos en extraños, ajenos, hasta antagonistas. Quizá no debiéramos tomar partido por ninguno de ellos, pero parece inevitable comprender más a esa mujer, sumergida en su lectura, evadida también, que ve rota su íntima comunión con las letras a causa de una intromisión inesperada que, no por tomar la forma literaria de un monstruo marino, es menos cruenta, aunque al final queda reducido a bicho extraño y simple.
    Un relato intenso, que puede reivindicar el libre albedrío de cada cual para intentar disfrutar de sus horas sin intromisiones ajenas.
    Un abrazo y suerte, Anna

  2. Así es Ángel. Situaciones en las que uno no tolera momentos de tranquilidad de su pareja y se enfurece sin ton ni son, desatando la ira. Lastima.
    Muchísimas gracias por tu comentario que siempre es bien recibido.
    Un abrazo.

Dejar una respuesta