Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

68. COMITÉ DE CUENTAS PENDIENTES (Virtudes Torres)

Los comunitarios van aproximándose. Es una especie de desfile en una improvisada pasarela, sin presentador, sin orquesta, sin el glamour que precede los grandes acontecimientos.

Cada vecino tiene una petición, queja o reclamo y muy pocos expresan agradecimientos.

Tras la lectura del acta toman la palabra los que llevan más tiempo en la comunidad. Un anciano exige su pipa pues no cree que el tabaco pueda afectar a sus pulmones ya que lleva mucho tiempo sin toser.

Una mujer que ha perdido algún kilo reclama su ropa vaquera y las minifaldas que sus hijos y esposo han donado al ropero solidario. Elvis, un motero que llegó hace poco, no entiende cómo le han negado la posibilidad de lucir sus chaquetas de flecos.

Es el turno de la chica vestida de novia, su cara es una gama de morados y rojos. Se queja de ir vestida así, pues esa fue la peor decisión que tomó en su vida.

Acaba la reunión con el propósito de fastidiar a los que tomaron esas resoluciones.

La luna se esconde entre las nubes, las sombras de los cipreses se alargan reptando por las paredes, quieren escapar del recinto.

Esta noche algunas almas saldrán con ellas.

4 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Un rosario de personajes desfilan ante el lector (de forma literal), como si de una pasarela de moda se tratase, con ciertos aspectos que recuerdan también una reunión de vecinos (una obligación no demasiado agradable, que algunos siempre tememos que llegue). Temor es lo que debería de suscitar este relato, cuando comprendemos que los integrantes de este grupo, cada cual con sus circunstancias y todos ellos agraviados por un motivo u otro, no solo comparten una misma y última morada, el camposanto, sino que, además, escaparán de las paredes del recinto para atemorizar a los mortales.
    Un relato que suscita escalofríos
    Un abrazo y suerte, Virtudes

  2. Gracias por tus letras siempre tan acertadas.
    Si, tiene que dar miedito que alguno de esos personajes te haga una visita.
    Pero es que la gente que queda no siempre acierta con el último deseo de los que se van.
    Un abrazo.

Dejar una respuesta