Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

96. DOMINGO ROJO (Laly)

Hoy Lucía tiene una belleza especial.

El maquillaje le da un aspecto natural y relajado, su leve sonrisa desprende una extraña calma y parece sentirse en paz consigo misma. Va cubierta de pies a cabeza con su color favorito, a juego con la fecha del calendario. Ni que la hubiera elegido…

Hace tiempo que no recibe a tanta gente.

El pelo suelto y el vestido rojo marcando su silueta, aunque no sean lo más apropiado para la ocasión, han sido un acierto. Así se siente cómoda. Tampoco los tacones de aguja son una elección perfecta y no parece preocupada por sus medias de rejilla, tan frágiles como ella.

Su perfume, Eternity, alivia el olor a incienso de la iglesia y encubre el aroma de las flores. Sobre el ataúd, alguien puso su cajita de música, que atenúa los sollozos, el murmullo de los rezos y a eso de las cinco, las campanas tocando a muerto.

Los testigos aseguran que la vieron parada, mirando la línea roja del horizonte, como esperando algo. Otros dicen que el vestido, el Ferrari y el semáforo eran rojos.

Casualidades del destino.

Hoy Lucía tiene una belleza especial, como si se hubiera reconciliado con la vida.

3 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    No sabemos cuáles fueron los padecimientos de tu protagonista, al leer el texto completo se comprende que son detalles secundarios. Sí conocemos que al fin descansó de una vida que le producía más agravios que satisfacciones, con predominio, tal vez, de la soledad. El sosiego que no tuvo su alma ahora lo ha conquistado su cuerpo, libre de un espíritu atormentado que ya debe de encontrarse en otra dimensión. Sin perjuicio de todo ello, los maquilladores de cadáveres han hecho un gran trabajo.
    Un relato que parece describir a una mujer llena de vida en un día especial. En otro momento conduce a pensar que se trata de una viuda liberada, hasta que se desvela el verdadero desenlace de quien ha dejado un último acto y una última imagen llenos de estilo.
    Un relato tan atinado que hace olvidar el drama de su final trágico para deleitarse en los detalles.
    Un abrazo, Gelines. Suerte

  2. Una viuda muy especial. Ya está bien de viudas negras, inauguremos la época de las rojas, las de lunares y las de colorines. Genial lo del perfume Eternity. Y…más v.
    ale tarde que nunca, yo acabo de colgar el mío

  3. Después de la lectura de Ángel, bastante más atinada y serena que la mía, percibo que la presunta viuda es más bien la muerta. Y es que no son buenas las prisas, y menos en lo tocante a la literatura hiper-breve.

Dejar una respuesta