Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

85. El navegante (María Rojas)

Indefenso a su suerte, y bramándole el alma, el mulato Candelario, navega aguas abajo.
La espuma desborda su boca, el cuerpo se tambalea en blandura y los ojos amarrados a la ribera se niegan a ahogarse.
Los arbustos lo engarzan a la orilla invitándolo a volver, pero la corriente, terca, lo empuja a su cauce. Una pez, transparente, le advierte que el agua esta helada, que le puede hacer daño, que deje el acoquine y se salga del río.
Él, desobediente, se deja ir entre sones de infancia, hasta donde el cielo pierde la luz.

4 Respuestas

  1. J u a n

    ¡Qué Poético aquel que no escatima asumir lo inevitable de La Parca ¿Eh María? !
    El amiguete Candelario, sabiendo que la amiguita de La Guadaña le ha ganado la partida, tiene muy buen perder, y gracias a ti, además -a tenor de la última frase-se zambulle, más que en el flumen inmisericorde, ..E n P o e s í a
    I n f i n i t a . Él y Tú sois un binomio triunfador.
    ¡¡¡Nada como navegar contigo y con tu navegante estas finidecembrinas jornadas!!!
    ¡¡¡¡Que seas Muy Feliz en MMXXI y pases unas Inmejorables Pascuas Presentes!!!!
    ¡¡¡¡¡Recibe Mis Consideraciones Más Distinguidas y Un Beso Náutico!!!!!

  2. Ángel Saiz Mora

    Quizá Candelario tendría una última oportunidad de subsistir un poco más si pusiera los medios, si quisiera hacerlo, si luchase. Pero alguien dijo una vez que cada hombre sabe cuando ha llegado su final y resistirse no conduce a ninguna parte. Es mejor, en ese caso, dejarse ir, rememorar las escenas de la vida hasta regresar a la infancia, fundirse con la luz que le aguarda.
    Un abrazo, María. Te deseo la mejor de las navegaciones en el año que comienza.

Dejar una respuesta