Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

El «Sputnik» de Gipuzkoa

Nuestra amiga Marta Trutxuelo aprovecha la presentación de su «relato espacial» para acercarnos al acontecimiento de los años 50 en el que está inspirado.

 

sputnik-1

El Sputnik pasó de largo por Gipuzkoa… ¿o no?

En diciembre de 1957 los ojos de todo el mundo miraban hacia el cielo. La carrera espacial había comenzado.

El satélite ruso, Sputnik, fue el primero en ponerse en órbita y el cohete que lo hizo debía volver a caer a la tierra. Eso fue lo que levantó casi más expectación que el propio lanzamiento en sí.

sputnik-2Mi aita, (mi padre), fotógrafo y delineante de profesión, siempre nos ha contado una historia relativa al «avistamiento» de un satélite en los años 50 y, como prueba de ello, enarbolaba una foto de un grupo de personas en torno a un satélite clavado en el suelo de un monte (evidentemente trucada, muy bien trucada, todo hay que decirlo). En la familia siempre pensamos que era uno de esas «historias» que se cuentan pero que poco tienen de base real. Pero hace unos días, rememorando ese asunto, mi padre me dio la fecha en la que se dio cuenta de la noticia y, como buena historiadora, comencé a indagar en la hemeroteca y… ¡sorpresa! no sólo encontré uno sino dos titulares en dos fechas de diciembre de 1957.

La historia del satélite, tal y como la relata mi padre y refrendada documentalmente por la prensa de la época, es la siguiente: Dos vecinos de Andoain, Gipuzkoa (mi pueblo), aseguraban haber visto un objeto luminoso cruzando el cielo nocturno a gran velocidad. Ambos testimonios eran respetables, por la seriedad de las personas y por el conocimiento del medio rural de las mismas. Los dos coincidían en que el objeto se dirigía a una zona vecina, concretamente, hacia Tolosa. Al día siguiente, la prensa se hacía eco de una noticia similar: un obrero aseguraba haber visto caer, a plena luz del día, un objeto redondo, metálico y brillante, con 5 puntas de 5 colores en una loma cercana. Se organizó una batida de búsqueda con autoridades locales así como de otros pueblos, y entre ellos se encontraba mi padre. La narración de él y la del periódico coinciden en todo. El obrero les condujo al lugar en cuestión pero no encontraron nada, pero él seguía jurando que lo vio caer. La cosa quedó allí y como testigo mudo del acontecimiento quedaron varias imágenes de los participantes de aquella aventura. Una de aquellas instantáneas, la que recoge un momento de descanso en la búsqueda, fue la que manipuló mi padre, que aprovechó la historia para recrearla a nivel gráfico y no sólo una vez, sino dos… porque… ¿qué vería aquel obrero? ¿El cohete del Sputnik? o ¿El Sputnik? Ante la duda, mi padre dibujó ambos… y como se resalta en el cuento… ¡sin Photoshop!

Como supondréis, estas dos fotos no se publicaron, pero tratándose de algo creativo, ¿por qué no hacerlo ahora?

Gracias, aita!

Marta Trutxuelo García

Fuentes:

«¿Ha caído el cohete del Sputnik en Guipúzcoa?» (Diario Vasco, 3/12/1957)

«El Sputnik pasó de largo por Guipúzcoa» (Diario Vasco, 6/12/1957)

Fotos: Autor: Emilio Truchuelo (1957)

7 Respuestas

  1. Gracias por compartir estos recuerdos que son un pedacito de historia, de la nuestra y sobre todo de la tuya.
    Es maravilloso recordar lo acontecido a nuestros mayores, sobre todo en este caso tan interesante. Yo vivo ahora con mi madre y me cuenta cosas increíbles, pero que luego están perfectamente documentadas y no deberían perderse de mano de quien las vivió realmente.
    Un abrazo.

Dejar una respuesta