Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

71. El supersuicida (Pablo Núñez)

En mi barrio la mayor atracción consistía en presenciar si se suicidaba Críspulo. El día que decidió realizar su primera tentativa, vestido de Superman, fracasó debido a las sugerencias de los vecinos. Lo mismo lo animaban a saltar desde el campanario que a pegarse un tiro, envenenarse con cicuta o ahorcarse; y Críspulo, incapaz de decidirse, volvió a su casa cabizbajo.
Durante años escuchó proposiciones con la cara llena de dudas y el traje de su superhéroe favorito. Me fascinaba tanto su historia que, a partir de entonces, pasaba las horas observando cómo lo derrotaban sus vacilaciones.
El tiempo fue pasando, igual que sus ganas de matarse. El público apenas seguía ya sus intentonas y nadie le aconsejaba otras maniobras para acabar con sus días, desapareciendo hasta sus incertidumbres.
Con cien años, al fin, decidió tirarse desde una azotea, emprendiendo un pequeño vuelo que terminó con un aterrizaje violento en el acerado. Quedé perplejo, mientras lo asistía, pues no tenía ni un rasguño. Quizá su atuendo de Superman amortiguó el golpe, pensé, pero al preguntarle sobre su estado, me respondió que nunca se había encontrado peor. Definitivamente, dijo, al acercarse y ver que soy yo, la muerte pasa de largo.

8 Respuestas

    1. Pablo Núñez

      Pues Salva, si te ha parecido todo eso, a ti que eres un genio, y para constatarlo solo hay que leer el relato que me precede, haces que me sienta la mar de contento.
      Te agradezco mucho tus palabras, y Críspulo, también.
      Un abrazo y felices fiestas, doctor.
      Pablo

  1. «Las aventuras de Críspulo y su lucha con la muerte», Capítulo I
    Espero que saques pronto el capítulo II de Críspulo. Puede ser un personaje entrañable. A mí me ha caído bien (nunca mejor dicho lo de caer), podría ser el antihéroe protagonista de novelas ejemplares para todos aquellos que, un día, nos quedamos en el intento de ser superhéroes.
    Muy bien por Críspulo y por Pablo, su progenitor.
    Un abrazaco, amigo Pablo.

    1. Pablo Núñez

      Muchísimas gracias, Isidro. Tú también le caes muy bien a Críspulo, me lo estaba comentando mientras desayunaba un café con arsénico. Y nada. Le ha dado unas pocas náuseas y ya está otra vez por aquí, dándole vueltas al coco a ver qué se le ocurre la próxima vez. 😉.
      Un abrazaco, que pronto te daré en persona.
      Pablo

  2. Para Críspulo, el superpoder era su indecisión y el de su autor, la imaginación. Me ha encantado la frescura y el desparpajo de tu historia, Pablo. Una tragicomedia entrañable y llena de encanto.
    Te mando un fuerte abrazo.

    1. Pablo Núñez

      Mi querido Antonio, ver aquí tu nombre y tu comentario me ha traído recuerdos no muy lejanos de una entrañable comunidad de locos cincuenteros.
      Muchísimas gracias por tus más que amables palabras. Qué grato es leerte y que bien se queda uno después de recibir uno de tus comentarios.
      Mil gracias y espero verte muy pronto.
      Un abrazo.

Dejar una respuesta