Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

10. El último adiós

Colecciono despedidas.

Desde que nací y mi madre se fue. Me dio la vida y al parecer no quedó suficiente para ella.

Mi padre apenas estaba conmigo (creo que no quería verme). Yo dejé de preguntar.

Luego un colegio tras otro, compañeros, profesores, amigos…Familias de acogida, padres, abuelos, tíos y primos prestados por unos meses…a los que dejé de aferrarme y así me era más fácil dejar al partir.

Veo una niña, con gorro de lana azul, tras un cristal mojado con la manita levantada en señal de despedida, y me despierto con el corazón desbocado y la cara mojada.

A veces, en mi soledad, recogía pajaritos, que en alguna ventolera caían del nido, los cuidaba hasta que les crecían las alas y un día echaban a volar.

Ahora en mi trabajo, al menos tengo tiempo de despedirme, maquillo muertos, les hablo con ternura, y los preparo para que tengan su mejor aspecto para el último adiós.

 

6 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Esta coleccionista de despedidas ha sufrido mucho por falta del afecto, eso que necesitamos siempre y que buscamos, seamos conscientes de ello o no. Pasó de una familia a otra, al no poder tener el cariño de sus padres. Tuvo que decir adiós muchas veces y eso, a una persona tan necesitada de cariño, ha de dolerle y mucho. Con el tiempo ha tratado de endurecerse para no sufrir tanto. Ella sí sabe despedir como es debido. Nadie mejor para el trabajo que desempeña, en el que añade las palabras de despedida que a nadie se le deberían de negar en el último adiós.
    Un buen relato, hilado con frases cortas y emotivas, como la primera, dos palabras que enganchan.
    Un saludo, Susana

  2. Una colección de despedidas hecha a la medida de la protagonista, porque son despedidas en las que ella, por así decir, pone las condiciones y tiene el control, tan diferentes a las que tuvo que vivir sin quererlo, obligadamente, a lo largo de toda su niñez…
    El último adiós a alguien debería ser siempre así, lleno de mimos y palabras de ternura.

    Una colección muy original, que moviliza y conmueve.

    Te felicito, SUSANA.

    Cariños,
    Mariángeles

Dejar una respuesta