Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

77. INSOMNIO

Siempre me ha dado miedo la imponente escultura del camposanto, con sus alas, sus ropajes y esa gran espada. Cuentan que con ella da una estocada a las almas negras para llevarlas al abismo sin fondo que gobierna, a pesar de ser un ángel. Los chavales del pueblo le tenemos respeto aunque Julián, el bravucón del grupo, se ríe de nosotros. Algunas noches saltamos la valla del recinto y él se encarama a la figura. Empieza poniendo un pie entre la espada y la túnica, luego el otro en el codo, para al final subirse a sus alas.

Esta mañana han enterrado al hermano mayor del Fulgencio, que regresó al pueblo después de pasar años en la capital donde se dice que se dedicaba a negocios turbios. Después de cenar, hemos vuelto al cementerio. Le iba a sugerir a Julián que hoy no se subiera al ángel, pero él mismo nos ha mostrado que ahora no podía, que parecía haber cambiado la inclinación del conjunto y no veía el hueco para poner el pie. Esta noche no puedo dormir.

2 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Tu relato, con la virtud de ser muy visual, transmite la imagen de un ángel exterminador, como el del cementerio de Comillas, una figura imponente que, como el fondo de tu historia, viene a transmitir que todo merece un respeto, con fe o sin ella, que a veces la fama está justificada y pueden existir cosas que sobrepasan una explicación razonable y práctica, de las que quitan el sueño al más valiente, o al más temerario, o al más necio, adjetivos que a veces se confunden o sobreponen unos a otros.
    Un abrazo y suerte, Carme

  2. Muchas gracias, Ángel, por dejar tu comentario, como siempre tan acertado.
    ¡Qué haríamos en los relatos sin estas cosas sin explicación razonable que, vete a saber, hasta qué punto pueden ser ciertas…!
    Un beso,
    Carme.

Dejar una respuesta