Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

37. Intercambio de armario

Se confundió de grupo en el hotel. Sin saber cómo acabó en otra habitación. Miró el número de su llave y vio que el error estribaba en un solo dígito, pensaba ya en volver sobre sus pasos cuando su curiosidad se despertó. Decidió explorar el fondo de armario y vio un traje deportivo junto a unos palos de golf; siempre le habían parecido ridículos esos pantalones y ese deporte que era como el juego de las canicas pero elevado a los límites de la ridiculez. Y sin embargo… decidió probarse el traje y ensayar posturas frente al espejo con uno de los palos mientras se reía de sí mismo. En otra habitación, un joven adinerado miraba estupefacto un vestidor que no era el suyo. Camisetas con estampas de grupos de rock, chupas de cuero, gafas de espejo y una guitarra al fondo. Sin pensar se probó la chupa y las gafas y cogió la guitarra frente al espejo intentando rasgar sus cuerdas con dedos inexpertos. En recepción se reconocieron y marcharon juntos al campo. Mientras el primero jugaba a las canicas con las pelotas de golf el otro rasgaba la guitarra escuchando de fondo una canción de Dire straits.

6 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    La apariencia es importante. El aspecto, los complementos y aquello con lo que nos recubrimos, vienen a ser una extensión de nosotros mismos, con mucha información sobre gustos, personalidad y manera de encarar la realidad. Un simple cambio de armario ropero hace variar la personalidad de tus personajes, su individualidad, antes tan diferente entre ellos, poniendo de manifiesto o, al menos, sembrando la duda, sobre si el ser humano se rodea de objetos acordes con su naturaleza propia, o son éstos los que la condicionan.
    Un relato sobre una confusión, con toques divertidos y mensaje de fondo.
    Un abrazo y suerte, Manoli.

    1. Se dice que el hábito no hace al monje, pero también se dice que si uno ensaya mucho un personaje acaba creyéndoselo, y lo cierto es que a veces nos contamos mentiras a nosotros mismos de tal forma que acabamos creyéndolas. Lo que se tiene de siempre pocas veces se desea… La naturaleza humana, ya sabes.

      Un abrazo, Ángel, y gracias siempre por tus palabras.

  2. A veces apetece meterse en otra piel y ver qué se siente, ¡y si no que se lo digan a las miles de personas que se disfrazan en Carnaval! Con una simple confusión de habitación, tus personajes tienen la oportunidad de sentirse otro. Un abrazo fuerte, Manoli. Y suerte.

    1. Cierto. Uno nunca sabe quién es hasta que se esconde en un armario, jaja. En «Crónicas de Narnia» ya sabes que el armario era un portal a otro universo, jaja. Mucho se ha jugado con lo de salir del armario, pero entrar también tiene lo suyo.

      Gracias por comentar, Aurora

  3. Pablo Cavero

    Me ha gustado ese intercambio, esa prueba a lo que te parece ridículo. Me ha sacado una sonrisa y me ha gustado. Suerte y un abrazo, Manoli.

    1. Creo que cualquier personaje puede reinventarse a sí mismo. El cambio está dentro de la naturaleza humana y el juego también.

      Gracias por leer y comentar, Pablo. Me alegro de sacarte una sonrisa.

Dejar una respuesta