Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

05. LAS RAMIFICACIONES DE UN OJO DEMASIADO VIGILANTE* (Mariángeles Abelli Bonardi)

No daba crédito a lo que veía… Lo agarró con manos temblorosas y me preguntó qué hacía ahí. El ojo se le puso verde y su mirada – una hiedra venenosa – medró por la tapa y todo lo absorbió: el título, el dibujo, los colores y mi nombre, sobre todo el nombre…

Le contesté tranquila, sintiéndome reivindicada, casi pudiendo leerle el pensamiento… ¿Qué hacía ahí yo (que escribía «con palabras raras») en el stand de Escritores Independientes de la Feria del Libro?

 

*Agradezco a mi amigo, Ángel Saiz Mora, las palabras que me inspiraron

5 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Un relato sorprendente, la prueba de que la imaginación, unida a una buena pluma, puede dar lugar a tramas que, sin necesidad de muchas palabras, nos transportan a situaciones insólitas.
    En un entorno surrealista lo inaudito se ha convertido en posible, con el protagonismo de un ojo que todo lo absorbe y que trastoca personalidades.
    Soy yo quien está encantado de que unas palabras mías te hayan servido de título e inspiración, sin olvidar que el dibujo de Paloma es de lo más sugerente.
    Un abrazo y suerte, Mariángeles

    1. Querido Ángel: es cierto; la ilustración de Paloma es de lo más sugerente, pero esas palabras tuyas, metafóricas y gráficas a la vez, fueron la punta del ovillo y terminaron redondeando en mi cabeza eso que quería contar…
      Así pasa con el que siente envidia: su cuerpo tiene reacciones que muy a su pesar no controla y lo terminan delatando…
      Qué grato que el micro te haya sorprendido… 🥰🥰
      Otro abrazo y suerte para vos,

      Mariángeles😇😇

    1. Así es, Aurora… al lado de él/ella (no especifico el género, lo dejo a la imaginación del lector) Otelo quedó hecho un poroto, jaja… Tremenda esa mezcla de celos y de envidias para el/la que la padece, más cuando es tan evidente…

      Me encanta que te parezca chulo el texto 🙂

      Cariños,
      Mariángeles

Dejar una respuesta