Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

47. María

 

Se quita la ropa y sale desnuda a la pradera. Desde que vive en aquel recóndito lugar lo hace cada día. Camina por la hierba, despacio, con la sensación de fundirse con ella, mientras el suave sol matinal acaricia su piel sensible. Abre los brazos e inspira profundamente. Por fin las flores dan señales de vida y así tendrá la ayuda que necesita para soportar la suya, esa a la que se va a enfrentar con una sonrisa y algo más de apetito.

 

 

18 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Tu protagonista vive fusionada con la naturaleza, en libertad plena, sin normas ni tapujos. No parece necesitar nada más para ser feliz, solo la libertad de vivir de la forma en la que ha elegido hacerlo, sin tener que dar cuentas a nadie. No obstante, se intuye que quizá no siempre ha sido así. En ella parece latir todavía un pasado menos complaciente, otra existencia a la que, antes o después, es probable que vuelva. Lo hará recargada y positiva. La sonrisa, que implica salud del espíritu, y la sensación de hambre, señal de salud física, son los mejores síntomas para enfrentarse a cualquier avatar que pueda surgirle.
    Un relato breve y sencillo desde el título, con un mensaje animoso y vitalista.
    Un abrazo, Nuria. Suerte

    1. Nuria Rozas

      Lo cierto es que creí que me había pasado de explícita con el título, pero ahora veo que quizá me pasé con la elipsis en la historia. Es curioso lo claro que ve uno lo que escribe y las vueltas que pueden ver los que lo leen.

      De todas formas, gracias por pasarte a comentar. Me encanta ver que pueda haber más lecturas.

      Muchas gracias Ángel por tus palabras.

      Un saludo.

      1. Ángel Saiz Mora

        Me parece que ya lo he entendido, aunque igual meto la pata otra vez. Efectivamente, en el título puede estar la clave. Tu protagonista, tan desinhibida, lo está por una reacción química, que se comprende si aplicamos al título el nombre popular de cierta hierba con efectos psicotrópicos, también conocida como marihuana, cannabis y no sé cuántos nombres mas. En sus flores tu personaje encuentra una salida para una vida que se le hace demasiado pesada, hasta que se le pase el efecto y sea aún peor, claro, pero eso requeriría otro relato.
        Tú dirás si he acertado o no.
        Otro abrazo, Nuria

        1. Nuria Rozas

          Caliente, caliente… Por ahí iba mi idea. Soportar la vida, que podría ser difícil en caso (por ejemplo) de una terrible enfermedad, e incluso enfrentarse y luchar.

          En fin, lo dicho, cualquier interpretación imagino que es válida ante un micro. Quizá a veces, desconcertante para el que escribe, pero igualmente enriquecedor escuchar (o leer en este caso) lo que entiende el del otro lado. Seguro que muchos quisieran entrar en la cabeza de sus lectores y nosotros tenemos esa posibilidad. Una suerte.

          Gracias de nuevo Ángel.

          Un abrazo.

  2. Barceló Martínez

    Retoñarán aladas de savia sin otoño
    reliquias de mi cuerpo que pierdo en cada herida.
    Porque soy como el árbol talado, que retoño:
    porque aún tengo vida.
    PARA LA LIBERTAD (MIGUEL HERNÁNDEZ)

    Hola, Nuria. No sé si relaciono bien estos versos del poema de Miguel Hernández con tu relato, pero a mí me ha sugerido eso.
    Nos encantó conocer a esas tres amigas mosqueteras tan simpáticas y alegres. No hace falta que lo diga, pero por estas tierras tenéis unos nuevos amigos. Abrazos.

    1. Nuria Rozas

      Gracias por tu comentario Ángel. Como le digo a tu tocayo, creo que me he pasado con la elipsis… ajajaj

      Me ha encantado conoceros en persona. Un saludo a Carmen. (No hace falta que os diga que si venís por Asturias tenéis que tomar unos culinos de sidra conmigo.) 🙂

      Abrazos.

  3. Belén Sáenz

    Qué relato tan delicado. Voy a atreverme a poner mi interpretación y perdona si meto la pata, creo que María está luchando contra un trastorno alimentario y parece que está logrando superarlo. Veo mucho optimismo en ese final. Enhorabuena y mucha suerte.

    1. Nuria Rozas

      Me encanta lo que te ha llegado Belén. En todo caso es una luchadora así que vamos de la mano.

      Muchas gracias por pasarte a comentar. 🙂

      Besazos

  4. Hola, Nuria. No creo que te hayas pasado en la elipsis. El título y el párrafo final creo que orientan muy bien hacia su comprensión. También es cierto que muchas veces depende del momento de espesura del lector, que todos tenemos nuestros días.
    Suerte y besos.

    1. Nuria Rozas

      ¡Qué bueno! Muchas gracias por hacérmelo saber Rafa. 🙂

      De todas formas, me sigue encantando ver las posibilidades que escondía el texto (como mi plantación). Es una pasada.

      Abrazos.

  5. Lo bien que le sienta la hierba de la pradera, su espíritu libre y luchador, el final esperanzador con ese apetito por la vida…
    Puede leerse en sentido literal o metafórico. En cualquier interpretación tu micro es vitalista, Nuria.
    Me ha encantado. Suerte y un beso.

  6. Nuria, tras leer varias veces tu relato ya no me atrevo a aventurar una interpretación. No obstante, desprende el perfume de la hierba fresca y la protagonista parece muy feliz al liberarse de todo y afrontar una nueva vida.
    Te deseo mucha suerte.
    Besos apretados.

    1. Nuria Rozas

      Muchas gracias por tus palabras Pilar. Lo cierto es que lo importante es que te llegue el mensaje de paz y de ganas de vivir que tiene esta mujer. Las interpretaciones son la sal del microrrelato. Estoy feliz de que tenga más de una. Suerte para ti también. 🙂
      Saludos.

Dejar una respuesta