Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

47. MIRANDO AL MAR (IsidrøMorenø)

Una decena de postes están clavados en la arena de la playa. El nutrido grupo de amazonas de feroces y firmes rasgos se afanan en amarrar a diez hombres. Cuerpos desnudos. Manos y pies atados a los postes. Siempre ojos vendados y cara al mar.

Los varones presentan sus penes decaídos; seguro que también sus ánimos y esperanzas.

Solo se oye el romper de las olas. Ella, a quien llaman «la Guerrera», desciende de su caballo para iniciar el ritual. Enarbolando un machete se dispone a cercenar las pollas de esos elegidos. El resto de la comitiva femenina se ocupará de hacerle comer, uno a uno, su propia piltrafa sanguinolenta.

Mientras escucha los gritos desgarradores de aquellos desgraciados, Guerrera recuerda sus propios gritos y los de su familia cuando, aún niña, intentaba zafarse a golpes de esos “seres queridos” que pretendían mutilarla. Consiguió huir sin ablación, pero con firme juramento de venganza.

6 Respuestas

  1. María Jesús Briones

    Una buena venganza de «Guerrera», descrita con mucha carnicería «gore», que me ha hecho estremecer en cada imagen del relato.
    Mucha suerte y un saludo virtual.

  2. Ángel Saiz Mora

    Pasar del miedo a la indignación y la ira apenas requiere un simple paso. De ahí que sea entendible esa venganza en diferido (como se dice ahora), incluso aunque las víctimas sean allegados, puede que más por ello.
    Un relato sin tapujos, que muestra hasta dónde puede llevar el enfado acumulado.
    Un abrazo, Isidro, artista. Suerte

  3. Estoy convencido de que el mundo no sería igual, ni parecido, si para juzgar algo, el juez (juzgante) previamente pasara por idéntica situación que el reo (juzgado). Aquí, Guerrera, quiso aplicar esa doctrina. Nada de ponerse en los zapatos del otro (como sería lo políticamente correcto), directamente al tajo.
    Muchísimas gracias, querido Ángel, por la lectura y tus siempre elogiosos comentarios que casi nunca merezco.
    Un fuerte abrazaco.

    1. Isidro Moreno

      Quizás no sea ‘políticamente correcto’, pero los sentimientos humanos, no siempre son correctos para muchos o sí para otros. Es la complejidad propia de los Sapiens.
      Mil gracias por tu amable comentario.
      Un abrazo.

Dejar una respuesta