Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

27. MISIÓN DE CASTIGO (Rafa Olivares – EdH 2019)

Con Pin de piloto y Pon de copiloto, despego del juguetero rrrrrroummm rrrrrroummm para sobrevolar el Fort Apache, el barco pirata y a Lenita haciendo un puzzle de Mickey Mouse. En vuelo rasante rrrrrroummm rrrrrroummm, y sin repostar, atravieso el pasillo; cuando llego al salón, tomo altura rrrrrroummm rrrrrroummm  para hacer una pasada de reconocimiento sobre papá, viendo el partido de la selección, rrrrrroummm rrrrrroummm y mamá, leyendo una novela de Eduardo Mendoza. Después llega la parte más delicada y peligrosa; al entrar en la cocina apago motores cof cof cof para no desvelar mi presencia, planeo ffffffsssss en temeraria maniobra de aproximación a la despensa y, casi sin espacio, realizo un aterrizaje de emergencia ploommm. Justo al lado de los hangares marrones de las galletas de chocolate. Hummm…

 

 

 

22 Respuestas

  1. Creo que Pin y Pon se van a comer un buen marrón, si no glacé, sí de galleta. Muy listos y muy aprovechada su capacidad voladora, mucho mejor que estar de soldado en Fort Apache. ¡Dónde va a parar!
    Muy sugerente y divertido relato.¡Cómo siempre, padrino!
    Suerte y abraçada, campeón!

  2. Ángel Saiz Mora

    Con este relato has conseguido dos cosas, como poco: que regrese a la infancia y que me entre hambre. Mientras lucho por no ir a la nevera a rapiñar algo de chocolate, paladeo esta historia tan simpática, con un piloto imaginativo que, con un avión movido por propulsión de onomatopeyas, emprende una arriesgada misión en el momento más oportuno, es decir, cuando el enemigo está ocupado en otras cosas, dejando el objetivo sin vigilancia.
    Un abrazo y suerte, Rafa-EdH 2019

  3. Barceló Martínez

    Hola, Rafa.
    Me he leído tu relato en un vívido vuelo. Me encantan los textos en los que las palabras, según se leen, van dibujando las escenas en la mente, éste es de esos.
    Felicidades. Un cálido abrazo.

  4. Milagros Sánchez

    Un divertidísimo viaje a la infancia y tan fácil como utilizar estupendamente el uso de las onomatopeyas.
    ¡Ah! Isidro, por favor no menciones el chocolate, porque iré antes que tú a rescatar esas galletas con tan buena pinta 😉

    Saludos y suerte 🙂

  5. Salvador Esteve

    Con el poder de la imaginación y a vista de pájaro, el relato sobrevuela fotogramas de vida. Un texto divertido que a la vez rezuma inocencia. Un abrazo y suerte, Rafa.

    1. Gracias, Epi. Al final cambié el relato del marrón glacé por este otro. La imagen que dejaste con el tuyo haría insignificante cualquier parecido. Lo guardaré por si ponen en alguna convocatoria el tema «castañas confitadas». Y procuraré publicar antes que tú.
      Gracias y un abrazo.

  6. Pablo Cavero

    Me ha devuelto a mi infancia, con esos juguetes. Muy divertido y con esos ruidos hemos volado por toda la casa. Genial como siempre Rafa. Felicidades, un abrazo

Dejar una respuesta