Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

Mnstrscp2019 – R3 (fabulas)- E11

R3 – E11: amistad, confianza

Los participantes con los alias

CAMPANILLA – SASTRECILLO VALIENTE – CAPITÁN NEMO

 

  • * Deberán escribir un relato de máximo 150 palabras (titulo no incluido)
  • * Antes del domingo  24 de noviembre a las 12 de la noche (hora peninsular española)
  • * Que utilice el/los animales que desees pero que nos deje una enseñanza sobre la amistad, confianza, la importancia de contar con alguien, la socialización frente a la soledad, aprender del otro…

Recuerda : no dejes tu texto en los comentarios de esta entrada, sino AQUI

Para votar AQUI

8 Respuestas

  1. Genio en nombre de Campanilla

    La humana perfecta de Campanilla

    Sirka y Kira paseaban por el bosque departiendo sobre las aptitudes de sus especies. La simbiosis de ambas era, sin duda, la mezcla perfecta. Unos gritos cortaron su conversación. Se acercaron y vieron cómo un macho humano pegaba a una hembra al tiempo que le quitaba la ropa. No entendían por qué dedicaba a la mujer esas palabras con tono beligerante pues, aunque parecía insultarla, la estaba alabando. Enseguida acudieron a defenderla. Agarraron al agresor por el cuello, lo dejaron malherido junto al comedero de los buitres y volvieron para lamer las heridas de la víctima. Cuando esta pudo incorporarse, comenzó a acariciarlas entre sollozos y después, tras vestirse, se marchó camino del pueblo. Mientras se alejaba, miraron con admiración a aquella humana tan igual a ellas, astuta y fiel a la vez o, como gritaba el salvaje que la atacó, quizá cegado por la envidia, zorra además de perra.

  2. Genio en nombre del Sastrecillo Valiente

    Pinzas y púas del Sastrecillo Valiente

    Cada vez que tenía sed, el erizo temblaba de miedo. En el arroyo vivía un cangrejo que, si lo pillaba bebiendo, le arrancaría las púas una a una con sus terribles pinzas y lo dejaría sin protección.

    Un día el erizo, rodando por el prado, se hincó una espina de acacia en la espalda. Por más que estiraba sus manitas, no alcanzaba a arrancársela. Le dolía tanto que no tuvo otro remedio que dirigirse al arroyo, donde el cangrejo pescaba pececillos para su cena

    −Señor cangrejo −dijo temeroso −¿podría arrancarme esta espina con sus pinzas?
    −Lo ayudaría con gusto, señor erizo, pero me da pánico. Sus afiladas púas destrozarían el caparazón que me defiende.
    −¿Pánico? −El erizo, sorprendido, abatió las púas hacia atrás y el hábil cangrejo pudo extraer la espina que le dañaba la espalda.

    Ahora, libres de sus miedos,son los mejores amigos el erizo y el cangrejo.

  3. Genio en nombre del Capitán Nemo

    CUESTIÓN DE PIEL de Capitán Nemo

    Cuando no les quedó más que cruzar juntos el río, Zorro Rojo y Zorro Gris acordaron zanjar sus diferencias. Era ancho el cruce, fuerte la correntada, y para cuando llegaran a la otra orilla, ya sería de noche.
    Como no querían arruinar sus suaves abrigos de piel, se los quitaron, los doblaron, los ataron, entraron al agua, y así, bulto va, bulto viene, ayudándose con patas, colas y hocicos, lograron cruzar, volvieron a vestirse y se despidieron rápidamente.
    El despertar del día, con los primeros rayos del sol, les reveló lo impensado: Zorro Gris vestía el abrigo rojo, y Zorro Rojo, el gris… cada pelo, mancha y cicatriz ajena se había vuelto propia, de ahí que se encontraran, al día siguiente, volviendo a intercambiar abrigos: ahora sabían lo que era “ponerse en la piel del otro”.

Dejar una respuesta