Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

Mnstrscp2019 – R3 (fabulas)- E5

R3 – E5 : animales domésticos o de ciudad

Los participantes con los alias

BELLA DURMIENTE – SCROOGE – PEPITO GRILLO

 

  • * Deberán escribir un relato de máximo 150 palabras (titulo no incluido)
  • * Antes del domingo  24 de noviembre a las 12 de la noche (hora peninsular española)
  • * Que tenga como protagonista a cualquier tipo de animal doméstico o de ciudad (puede haber otros animales también si quieres) admitimos perros, gatos, jilgueros, hamsters, gorriones, ratones, ratas, hormigas, arañas,  peces de acuario… cualquiera que te puedas encontrar en una ciudad, en un piso
  • *Y que nos cuente la enseñanza o moraleja que te apetezca.

 

Recuerda : no dejes tu texto en los comentarios de esta entrada, sino AQUI

Para votar AQUI

3 Respuestas

  1. Genio en nombre de la bella durmiente

    Peces de ciudad de Bella durmiente

    Cada tarde reúnen a los internos en el salón del psiquiátrico. A la mayoría les gusta arremolinarse junto a la pecera que preside la estancia para fantasear otras vidas. Ninguno de ellos ha visto jamás el mar, pero a diario sorprenden a los celadores con sus fantasías aventureras. A Lucía, que nació ciega, le gusta hacer de vigía. Mar, la inválida, prefiere el papel de sirena y Marino que siempre fue acarreador de mulas es el patrón del barco. A Delfín no le ha costado elegir personaje y Guadalupe, con su cara deforme, se resigna a ser monstruo marino. Cuando empiezan a fabular historias los cuidadores salen para echar un cigarro y se ríen a carcajadas de sus ocurrencias. Ninguno imagina que en cuanto se quedan solos los peces abandonan el acuario, saludan a los enfermos y comienzan a relatarles historias.

  2. Genio en nombre de Pepito Grillo

    DIME CON QUIÉN ANDAS Y PON LAS TUYAS A REMOJAR de Pepito Grillo

    El pequeño Pekinés y el sabio Labrador se conocieron en el parque al que los llevaban a desahogarse física y fisiológicamente. No tardaron en congeniar y la conversación fue inevitable.
    –¿Y a ti qué tal te dan de comer?– preguntó el primero.
    –¡Huy, fatal!, solo un insípido pienso vegetal y algún resto de la cena de la noche anterior. ¿Y a ti?
    –¡Ah!, no me puedo quejar, los muslitos de pato laqueado y los huesos de ternera para fortalecer mis colmillos, además de algún dulce por las tardes, nunca faltan en mi dieta.
    –Hummm, pues llévate cuidado; mis amos tenían un cerdo al que alimentaban con las bellotas y trufas, que tanto le gustaban, y antes de cumplir el año colgaba troceado secándose en la bodega.
    –Pero él era un cerdo y yo soy un perro.
    –Sí, pero tus dueños son chinos y tienen un restaurante.

  3. Genio en nombre de Scrooge

    MI MASCOTA de SCROOGE

    Toby es una mascota pésima. Cuando llego a casa no me recibe con alegres ladridos ni movimientos de cola, se queda en su rincón y con un leve alzamiento de cabeza se da por enterado de mi presencia. Jamás me ha llenado de lametones de cariño como hacen con sus dueños los otros perros. Y qué decir de los juegos…, he probado a lanzarle la pelota y no se desplaza a por ella jamás. Es un desagradecido que no merece que lo haya sacado de la perrera.
    Si el dueño de Toby entendiera el lenguaje perruno, escucharía como este, mientras él se queja al vecino, le ladra al caniche de él que su actual mascota es un desastre. La anterior, una fémina encantadora, cuando llegaba a casa corría a rascarle detrás de las orejas, continuaba acariciándole el lomo y le obsequiaba de tanto en tanto con suculentas galletas.

Dejar una respuesta