Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

Mnstrscp2021-R2-E13

Los participantes con los alias: HICHTCOOK, DA VINCI y RAPUNCEL

 

Tendrán de plazo hasta las 23:59 horas de España peninsular del sábado 25 de Septiembre del 2021 para escribir un microrrelato que cumpla con las siguientes bases:

 

  • *Título : Una sola palabra
  • *Relato : 123 palabras MÁXIMO (título no incluido) y debe reflejar uno de los 7 pecados capitales (Ira, Lujuria, Envidia, Soberbia, Pereza, Gula, Avaricia) 
  • *El estilo y tema es completamente libre, pero el relato debe estar basado, como inspiración, en la siguiente fotografía

Una vez enviado ya no se podrá editar el relato.

Enlace para que los 3 participantes envíen su relato AQUI 

 

Votación del encuentro (se activará cuando se hayan presentado los 3 relatos). Recordamos que solo se permite el voto a participantes del concurso y del blog. Uno no se puede votar a sí mismo.

5 Respuestas

  1. Mel

    SIAM (Lujuria) de HITCHCOOK

    Llevan todo el mes discutiendo porque, en contra de su voluntad, que era ir de vacaciones a Florencia, visitar museos y hacer turismo tranquilo por la Toscana, en un descuido, su hermano compró por Internet los billetes a Tailandia.

    Una jugada sucia, sabiendo que están obligados a viajar juntos. Insiste en que para ellos es el lugar ideal, el verdadero paraíso, porque podrán practicar nudismo sin esconderse y habrá mucha gente joven dispuesta a hacerles todo tipo de perversiones a cambio de unos pocos dólares.

    Su hermano siempre ha sido un vicioso degenerado y nunca tiene en cuenta que hablar de ese asunto le da muchísima vergüenza. Estar unidos de cintura para abajo es una condena eterna.

  2. Mel

    PAPÁ (soberbia) de Rapuncel

    Era aún un niño y no entendías que no quisiera chocar camiones y autobuses con coches de policías o no fueran las gemelas las que más jugasen con las muñecas. Tampoco veías lo forzado que salía de casa cada vez que había que calzarle o comprarle ropa. Y esa obstinada insistencia en compararle con el mayor, reprochándole que no se pareciera a él ni un poquito. Empleaste su infancia en querer hacer de él un machote. Jamás una mirada inofensiva a sus ingenuos ojos, pasear con él por la calle de la mano. Hasta que llegó un día en el que se atrevió a replicarte, lo hizo desde un puente, quizá para demostrarte que lo suyo no era una cuestión de huevos.

  3. Mel

    Pedrestre (soberbia) de Da Vinci

    Los vecinos soportaron el discurso del alcalde durante diez minutos, después, ansiosos por beber y bailar, ordenaron a la orquesta que empezara a tocar.
    El alcalde siguió hablando, micrófono en mano, creyéndose el centro de atención. Gesticulaba orgulloso con su sonrisa de anuncio publicitario mientras se apartaba el pelo de la cara, sabedor del efecto seductor del gesto. “Conciudadanos” se le oía gritar al hacer la orquesta una pausa entre pieza y pieza, justo antes de que estallaran los aplausos. Eso lo entusiasmaba aún más, por lo que pasó los siete días de fiesta subido al estrado.
    Tuvieron que bajarlo tres empleados municipales. Se había quedado tieso con el dedo apuntando al cielo. Su hidalga figura adorna ahora la plaza del pueblo.

Dejar una respuesta