Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

Mnstrscp2021-R2-E14

Los participantes con los alias: LENNON, CENICIENTA y BELLA DURMIENTE

 

Tendrán de plazo hasta las 23:59 horas de España peninsular del sábado 25 de Septiembre del 2021 para escribir un microrrelato que cumpla con las siguientes bases:

 

  • *Título : Una sola palabra
  • *Relato : 123 palabras MÁXIMO (título no incluido) y debe reflejar uno de los 7 pecados capitales (Ira, Lujuria, Envidia, Soberbia, Pereza, Gula, Avaricia) 
  • *El estilo y tema es completamente libre, pero el relato debe estar basado, como inspiración, en la siguiente fotografía

Una vez enviado ya no se podrá editar el relato.

Enlace para que los 3 participantes envíen su relato AQUI 

 

Votación del encuentro (se activará cuando se hayan presentado los 3 relatos). Recordamos que solo se permite el voto a participantes del concurso y del blog. Uno no se puede votar a sí mismo.

4 Respuestas

  1. Mel

    IRRESISTIBLE (Lujuria) de Lennon

    Lakshmi, la diosa del amor y la lujuria, era feliz con su marido, el dios Vishnu, pero al tiempo anhelaba los placeres carnales de los hombres. Cuando sedujo al joven Nimai, su esposa Alisha les sorprendió en pleno goce. Rota de dolor clamó venganza. Vishnu la escuchó. Enfurecido, el dios del equilibrio sembró la destrucción. Huracanes, terremotos y tsunamis azotaron la tierra. La humanidad suplicó a Brahma, el padre supremo. Éste, aplacó la cólera de Alisha y Vishnu convirtiendo a Lakshmi en estatua de bronce. Pero una diosa no puede morir. En el interior del frío metal ella continúa ardiendo en deseo. Por eso los seres humanos sentimos esa divina llamada de la lujuria, la voz de una diosa suplicando que la liberemos.

  2. Mel

    Procrastrinar (pereza) de La Bella Durmiente

    Al abrir los ojos supo que aquel era el día.
    Las sábanas grises, blancas tiempo atrás, tapaban su cuerpo desnudo.
    Esperó hasta que la hora fue capicúa y se levantó.
    Dudó frente a la nevera entre bebida de almendras y leche semidesnatada.
    Se preparó un té.
    La taza humeante era un claro indicio de que debía esperar y lo hizo.
    Posó la infusión en el montón de libros que hacía de mesita de noche.
    “Manuales para jóvenes escritores” era el título del que culminaba la pequeña montaña de hojas, palabras y tinta.
    Se sentó y se apoyó en la pared. Notó como la temperatura del agua bajaba al mismo tiempo que su cuerpo se escurría hasta terminar nuevamente en horizontal.
    Quizás mañana, pensó.

  3. Mel

    Diosas (lujuria) de Cenicienta

    Jalil estrena dhoti, no todos los días va uno al museo, le ha dicho su madre mientras le ajustaba la tela a la cintura. A Jalil los museos le parecen aburridos aunque a veces también vaya con sus padres. Le gustan más las niñas, pero ellas van por otro lado. Se deja llevar por el curso de la clase hasta que descubre a la dakini. El profesor pasa de largo, pero el se queda enganchado en el volumen de sus pechos de mármol, en su redondez universal, y enseguida se acuerda de Latika, de la lisura de su cuerpo todavía en construcción. Alguien le llama desde lejos y, cuando vuelve con la clase, espera que la tela del nuevo pantalón oculte su pecado.

Dejar una respuesta