Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

Mnstrscp2021-R2-E18

Los participantes con los alias: DEMENTOR, RATONCITO PEREZ y D’ARTAGNAN

 

Tendrán de plazo hasta las 23:59 horas de España peninsular del sábado 25 de Septiembre del 2021 para escribir un microrrelato que cumpla con las siguientes bases:

 

  • *Título : Una sola palabra
  • *Relato : 123 palabras MÁXIMO (título no incluido) y debe reflejar uno de los 7 pecados capitales (Ira, Lujuria, Envidia, Soberbia, Pereza, Gula, Avaricia) 
  • *El estilo y tema es completamente libre, pero el relato debe estar basado, como inspiración, en la siguiente fotografía

Una vez enviado ya no se podrá editar el relato.

Enlace para que los 3 participantes envíen su relato AQUI 

 

Votación del encuentro (se activará cuando se hayan presentado los 3 relatos). Recordamos que solo se permite el voto a participantes del concurso y del blog. Uno no se puede votar a sí mismo.

5 Respuestas

  1. Mel

    HAMBRE (Envidia) de D’ARTAGNAN

    Como mi hermana pequeña tenía un amigo imaginario, yo quise tener otro.

    Y ayer lo encontré en el bosque. 

    Pero, segundos más tarde, descubrí que no era imaginario. 

    Ni tampoco mi amigo.

  2. Mel

    PELOS (Lujuria) del Ratoncito Pérez

    ¡Ya no aguanto más! ¡Desde que le traje del bosque no hago más que recoger pelos!
    De la cama, del sofá, de la ducha… ¡por no hablar de lo que come!
    ¡En el pueblo piensan que tengo un escuadrón de paracaidistas alojado en el chalet cada vez que voy a comprar! ¡que no puedo más! Encima llevo sin ver desde hace más de cuatro días a Bolita y Chulo ¿Se los habrá comido?
    Definitivamente, de hoy no pasa. Le mando de vuelta al bosque ahora mismo.
    Pero claro, ahí viene, balanceando ese corpachón, tan amoroso, fuerte, protector y animal a la vez… Mejor lo dejo para mañana.

  3. Mel

    Orígenes (gula) de Dementor

    Había un ser que siempre se comía los marrones de los demás. Engullía infidelidades, negligencias y otros secretos inconfesables… Creció tanto que se convirtió en un monstruo gigantesco. Cuando explotó, una lluvia cubrió de dramas y contrariedades la nación entera.
    La población salió a la calle a revolcarse en aquel fango, a devorar las tragedias, a chuparse los dedos con las vergüenzas que habían quedado expuestas.
    Cuando se terminaron los dramas, temieron no encontrar más suministros que calmaran su adicción. Fue entonces cuando inventaron la prensa sensacionalista, capaz de asegurarles una fuente inagotable de miserias.
    Desde entonces, ellos mismos van convirtiéndose en monstruos y, por más que se atiborran, jamás sacian su hambre de desgracias ajenas.

Dejar una respuesta