Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

NUESTRA FINAL DE COPA ENTC 2019… AQUI Y AHORA

Lo primero… confesaros nuestro orgullo de tener en ENTC a todos los que habéis participado en esta Copa 2019. Un lujo en lo creativo, y un placer en lo personal, demostrando que la rivalidad en un juego no tiene porque estar reñida con lo cordial, incluso en las decisiones en las que no coincidamos. Gracias por una nueva leccion de comprensión y respeto.

Y ahora… Comencemos la FINAL de la COPA ENTC 2019.

En 2015 fueron Esther Cuesta, Concha García y Lorenzo Rubio. En 2016 fueron Patricia Collazo, Paloma Casado y Santiago Eximeno. En 2017 tuvimos a Towanda Martín, Asun Paredes y Anna López. El año pasado a Jero Hernández de Castro, Paloma Casado y Patricia Collazo

Y a esta final de 2019 llegan

MIGUEL ÁNGEL MOLINA, PATRICIA COLLAZO Y MARIAN RAMOS

Y ya lo tenemos todo preparado. Un jurado de lujo con 6 votos: ROSANA ALONSO, que nos ha acompañado en todo el concurso; PALOMA CASADO, que se nos ha unido un poquito después; NIEVES TORRES, que es nuestra patrocinadora mediante sus Jabones Alonso de La Torre; JERÓNIMO HERNÁNDEZ DE CASTRO, nuestro ganador del año pasado; JAMS, porque no se pierde ni una, y el VOTO POPULAR de todos vosotros. En su valoración otorgarán, cada uno, 3, 2 y 1 punto, y en el caso de empates, el “voto popular” determinará el ganador.

 

Y para LA FINAL guardamos una prueba que ya es conocida en años anteriores y que podemos llamar “el bucle infinito”: o sea que vamos a pedir que el relato se cierre con una frase que tomaremos del relato ganador en la final de 2017, de Jero Hernández de Castro.

Y como suele ser habitual también, queremos dejarle un huequecito a ese patrocinador especial, los jabones Alonso de la Torre, que nos ha inspirado el juego limpio y que nos acompaña desde hace varios años. Así que han sido ellos los que han elegido una palabra que también tendrá que estar presente en el relato de manera obligatoria.

Y la final, con sus relatos y sus comentarios tendrá lugar AQUI MISMO, a continuación, en esta misma entrada del blog.

Por tanto… comenzamos nuestra

FINAL DE LA COPA ENTC 2018

Los 3 participantes de esta FINAL son

 

MIGUEL ÁNGEL MOLINA, PATRICIA COLLAZO Y MARIAN RAMOS

y tendrán que publicar en el espacio reservado a los comentarios de esta entrada del blog, un relato INÉDITO de un máximo de 100 palabras (sin contar el título ni la frase y palabra propuestas) antes de las 20 horas del VIERNES 11 DE OCTUBRE.

 

Las 2 CONDICIONES DEL RELATO deben ser:

*El relato, obligatoriamente, tendrá que terminar con la frase “Cada día se sienta, abre el cajón y respira aliviado si está vacío.

*Debe aparecer la palabra “torre”

Una vez publicado no habrá posibilidad de corregir ni reeditar.

Tras la publicación de los tres relatos publicaremos en esta entrada un enlace para la Votación Popular que permanecerá abierto hasta el SÁBADO 12 DE OCTUBRE a las 20 horas para todos los habituales participantes de ENTC.

¡¡¡¿COMENZAMOS?!!!

Suerte…

YA PODEÍS VOTAR EN… ESTE ENLACE

20 Respuestas

  1. Reglas de puntuación

    Era un juego. Ella dejaba su señal en la mesilla. Él, sin mirar, hurgaba en el cajón. Si encontraba un punto significaba que esa noche quería un «Aquí te pillo, aquí te mato»; una coma, que deseaba algo pausado; y un punto y coma, que esperaba una sucesión de caprichos. Le encantaba hallar signos de interrogación, eso simbolizaba «¿Tú qué quieres, cariño?». Pero encontrarlos de admiración, era llegar a la cima de la torre.
    Todo se trastocó la noche en que encontró una raya de diálogo. «Tenemos que hablar», significaba. Él la estrujó hasta convertirla en un punto. Desde entonces, cada día se sienta, abre el cajón y respira aliviado si está vacío.

  2. Marian Ramos

    Dilemas de un dios menor.

    Cuando le asignaron su cometido, le pareció fácil: repartir a los humanos los dones y castigos que Dios dejaba en un cajón. Al principio lo abría temeroso de encontrar una plaga o un diluvio. Luego vio que esos bípedos estúpidos y beligerantes trocaban en castigos hasta los más preciosos dones. Les entregó la inteligencia e inventaron armas. Les dio el habla y convirtieron la tierra en una torre de Babel. Cuando les envió la música pensó que era imposible hacer algo malo con ella, pero compusieron himnos y marchas militares para enardecer las batallas. Desde entonces, cada día se sienta, abre el cajón y respira aliviado si está vacío.

  3. El cajón
    Aquel escritorio siempre había estado presente en casa como testigo mudo de las desgracias familiares. En su cajón la abuela guardó una confesión asegurando que fue ella quién delató al abuelo a los falangistas, y su padre un testamento en el que les legaba desprecio, rencor y miseria. En octubre su hermana pequeña dejó en él una nota antes de volar desde la torre del campanario. Desde entonces su madre ha enloquecido. Él la consuela, la mima, pero nada consigue hacerla reaccionar. Cada noche la observa aterrado garabatear palabras inconexas, hasta que el sueño le vence y cae rendido. Al despertar, cada día se sienta, abre el cajón y respira aliviado si está vacío.

Dejar una respuesta