Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

53. ORGULLO (FUERA DE CONCURSO)

Vienen de lugares muy distintos, pero todos esperan con ilusión el momento en que la carretera se estrecha para llevarlos al Sendero.

Allí los acogen el manto caduco de los castaños, los tonos caramelo de Lea, el reflejo del sol del norte ocultándose entre montañas, el ritual sagrado de la sidra escanciada por el caballero negro, los culines que se apuran por turno riguroso, las tortillas de patata de la vecina y el fuego de la chimenea que nadie sabe si está encendida porque el calor de los abrazos lo inunda todo.

Este año los recuerdos compartidos están teñidos de intensidad. La misma que ilumina la camiseta del boss sonriendo junto a su chica desde el balcón. Igual que las croquetas de Bea doradas en su punto justo, los girasoles del Capricho que suenan a música y los rizos rubios de Rosy enmarcando la emoción de su mirada. Como la luz de las lámparas chinas para el compañero que estuvo presente aunque no pudo ir o la melena de su eterna musa.

En el orgullo enteciano caben muchos más colores, aunque esta noche os cuento en amarillo.

 

22 Respuestas

    1. Asun Paredes

      Eso he pretendido con este texto, que no me atrevería a llamar microrrelato. Orgullosa de formar parte de la familia enteciana.
      Un beso, Rafa.

  1. Ángel Saiz Mora

    Alguien muy especial (quizá el jefe -boss- más respetado y querido del mundo mundial) tuvo una feliz iniciativa que, poco a poco, convirtió un entorno paradisíaco en el centro geográfico de una comunidad de personas diseminadas por todas las direcciones del planeta, unidas por sentimientos similares y una afición común. Quien tenga la suerte de haber vivido este pequeño milagro sabrá muy bien apreciar el orgullo que supone formar parte de él. Este relato, con la tinta amarilla del cariño, da buena cuenta de todo ello.
    Gracias por este regalo y un abrazo, Asun

    1. Asun Paredes

      El regalo para mí es poder compartir mis textos con esta gran familia, de la que aprendo cada día. Y mayor regalo aún es haber podido conoceros a muchos en persona gracias a nuestro bost De las reuniones entecianas siempre regreso con la maleta cargada de recuerdos felices.
      Un beso, amigo Ángel.

  2. Aings Asun… que me he puesto contenta como unas castañuelas de ver ahí mis croquetas como si fueran unas hijas que vuelan fuera del nido para hacer su propia vida… qué me ha gustado ese homenaje a ese fin de semana que os juro guardaré siempre en un lugar muy especial.

    1. Asun Paredes

      Tus croquetas ya forman parte de la historia de las quedadas entecianas, Bea. Me encantó conocerte, espero que tengamos muchas más oportunidades de compartir risas, relatos… y más croquetas.
      Un beso.

  3. Sorprendida y emocionada por descubrir mis rizos en este entrañable recordatorio a ese fin de semana enteciano. Igual es por la sangre andaluza que taconea por mis venas, pero deduzco Asun que tenemos los mismos gustos. 😉
    Un besote grande y ¡¡¡gracias!!!

  4. Pablo Núñez

    Haces visible todo un entcuentro para los que estuvieron y para los que no pudimos estar en cuerpo, pero sí en mente después de leerte.
    ¡Grande, paisana!

  5. Josep Maria Arnau

    Gracias por tu relato, Asun. Este sugerente y emotivo homenaje me ha transportado a la quedada a la que no pude asistir. ¡A ver si lo consigo la próxima vez! Aunque soy un enteciano recién llegado, tu sensibilidad me ha contagiado el orgullo de serlo.
    ¡Un fuerte abrazo!

    1. Asun Paredes

      Me alegro de haberte metido el gusanillo de las quedadas entecianas en el cuerpo.
      No te resistas a él y ven a la próxima.
      Un abrazo.

Dejar una respuesta