Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

07. PANTONE ROSA (Virtudes Torres)

Nunca acepté que por ser niña tuviera que vestir de rosa. Yo adoraba el azul, el verde y el negro, sobre todo el negro. Solo en las flores soportaba el color rosa en cualquiera de sus tonalidades.
Con el tiempo fui luciendo distintos tonos sonrosados. De pequeña causados por pellizcos “cariñosos” en mis mejillas y, más tarde, cuando estas se ruborizaban ante los comentarios acerca de mi fisonomía, de mis pechos o mis caderas.
Un día apareció mi príncipe azul, ese que tenía mi color favorito y me ofreció un cielo tan claro, tan… celeste.
Como sabía que adoraba el negro, me reglaba cada noche una cúpula llena de puntitos plateados.
Estallaron las tormentas, de verano, de invierno… y el color azul fue tornándose violeta, púrpura, magenta, hasta adquirir un rosa palo que, para no verlo, me ponía mis gafas de sol.
Pero ahí estaba mi príncipe, atento con su ramo de rosas y su promesa de un cielo sin nubes.
Hoy el cielo está precioso y mi príncipe no ha escatimado en flores de todos los rosas imaginables. Por no hacerle un feo, he dejado la negrura de mi fosa para agradecérselo.

Se ha quedado lívido y sin pulso.

12 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Asociamos los colores a circunstancias y sensaciones, la mayor parte de las veces de forma muy personal. Las relaciones humanas y las convivencias, por armónicas que sean y bien que comiencen, de forma inevitable pasan de los tonos placenteros a los más apagados, pero a veces sobreviven a todo. El príncipe azul de tu protagonista no ha dejado de quererla, por muchos avatares que se cernieran sobre ellos. Ella tampoco, pero sería mejor que no intentara corresponderle, porque el susto que se ha llevado el pobre le ha dejado blanco, seguro.
    Un abrazo, Virtudes. Suerte

  2. virtudes Torres

    Has leído el relato con mucho amor, con un toque de novela rosa.
    Yo lo he escrito con más ironía, desde otra perspectiva.
    Ella solo ha correspondido al «amor» que su príncipe le ha dado.
    Un abrazo.

  3. Yo he creído intuir una historia de malos tratos tras tu historia. Esos tonos magentas y violáceos, y el hecho de que ella no quiera verlos y los tape con algo de color rosa palo (tal vez sea maquillaje), o tal vez ese regalo repetido de rosas para hacerse perdonar… si estoy equivocada me lo dices.
    Suerte y abrazo

  4. Juan Antonio

    Hermosa y poética. Recibir y regalar aunque a veces sacrificando parte de nuestros ideales, con amor sin condiciones siempre vale la pena.
    Besos y suerte

  5. Bueno, es otra forma de verlo.
    Eso es lo bonito de los micros, que cada cual le ve un matiz diferente. Aunque en este no es la cuestión «recibir y regalar»
    Por ejemplo la frase: «Como sabía que adoraba el negro, me regalaba cada noche una cúpula llena de puntitos plateados», está escrita en tono sarcástico. Los puntitos plateados podríamos decir vulgarmente «me hacía ver las estrellas» o mejor me daba cada noche una paliza.
    Él, su príncipe azul, era todo menos eso. La maltrataba.
    Un placer contar con tu visita.
    Besos.

Dejar una respuesta