Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

92. PIRUETAS (María Jesús Briones Arreba)

-Cuando seas niña te regalarán una osita de peluche con un lazo rosa chicle como enseña.
-Cuando tú te conviertas en niño, cambiaremos cromos; te vendarán los ojos y latirá tu corazón con mil besos sin saber de quién.
-Cuando ya no seamos ni niñas ni niños, ceñidos a un tutú rosado, con nuestras piruetas, hipnotizáremos al mundo en una única danza, sin distinción de hombres y mujeres, regulando así, sin presencia de guerras mortíferas, el excedente humano.

8 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Alguien, con un claro segundo sentido, dijo aquello de «somos diferentes y viva la diferencia» referido a hombres y mujeres. Cuerpos y naturalezas pueden tener sus propios condicionantes, como no hay dos personas iguales con independencia de su género, pero en el fondo todos formamos parte de un mismo destino común, algo que no se nos debería olvidar nunca, en una sociedad demasiada inmersa en individualidades,

  2. Ángel Saiz Mora

    Alguien dijo aquello de «somos diferentes y viva la diferencia» referido a los géneros. Algo de razón no le faltaba, una máxima acorde con la afirmación de que «cada quien es cada cual», como canta Serrat. La naturaleza y otras circunstancias condicionan a las personas, ensalzan las individualidades, nos hacen olvidar que en el fondo todos compartimos unos lazos comunes, que nadie es mejor que nadie. Tu relato es un buen ejercicio en pos de una sincera igualdad. Si el ser humano fuese capaz de bailar esa única danza que propones mucho mejor nos iría a todos. El deseo es loable, aunque nada sencillo, de ahí la necesidad de muchas piruetas para llegar a él.
    Un abrazo y suerte, María Jesús

    1. Para,mi,este es un micorrelato perfecto porque el final ( un autentico zarpazo al lector) es tan sorprendente,como aterrsdor. Eres muy ‘gore’,Majebri,muy ‘gore’y, en no pocas ocasiones,apocaliptica,pero en esta ocasion te has superado a ti misma. De piedra me he quedado,despues de leer este,hija mia. Que el del Mas Alla nos ampare…

Dejar una respuesta