Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

54. PITUFO

El día que nació Jaime el paritorio se quedó en silencio de repente. Mi mujer aún seguía recuperándose del esfuerzo y la matrona me hizo señas para que me acercara a verlo. La pediatra lo limpió, lo auscultó, lo revisó de arriba a abajo y, cuando estuvo completamente segura, nos dio el diagnóstico: «Es azul». En la maternidad, los otros padres presumían de sus hijos. La mayoría blanquitos, algunos un poco amarillos, un par de negros. Ninguno como el nuestro.

Volvimos a casa convencidos de que habíamos hecho algo mal. Quizá desearlo a orillas del océano o concebirlo en una noche de luna nueva. Las visitas llegaban con flores para la madre y regalos para el bebé, pero en cuanto lo veían buscaban una excusa y se marchaban meneando la cabeza. Los primeros meses vivimos angustiados por miedo a que su rareza nos lo arrebatara sin avisar.

Tres años después sigue creciendo, sano y feliz. Hoy ha empezado el colegio. Al salir me ha preguntado por una palabra que no conocía. Se la he explicado y luego hemos visto los dibujitos animados. Se ha reído, aunque los dos sabemos que no va a ser fácil.

6 Respuestas

  1. Josep Maria Arnau

    Tu relato muestra (no dice) con gran sensibilidad la reacción que puede desencadenar un ser diferente, ya sea la extrañeza, el rechazo o ser estigmatizado. Y también el sentimiento de culpa que puede crecer en los afectados o sus familias. El final me ha parecido genial. Ese rayo de esperanza con sentido del humor, para “darle la vuelta”. Enhorabuena, Asun.
    Un abrazo y mucha suerte.

    1. Asun Paredes

      Tener un hijo diferente a los demás puede parecer una tragedia para una familia, pero normalizar la diversidad es una oportunidad para conseguir que el mundo sea un poco más humano.
      Muchas gracias por tu comentario, Josep María. Un abrazo.

  2. Diferencia y resiliencia son dos conceptos que en este micro se acompañan y complementan, cosa que celebro… No es fácil nacer diferente, pero ayuda, y mucho, cuando hay una familia que acepta, acompaña y contiene.

    Me encantó tu Pitufo, ASUN…

    Cariños,
    Mariángeles

    1. Asun Paredes

      Las familias de los diferentes tienen la responsabilidad de ser los primeros en aceptar y acompañarlos. Este Pitufo ha tenido la suerte de nacer en una que ha sabido hacerlo, no todos son tan afortunados.
      Un beso y feliz año, Mariángeles.

Dejar una respuesta