Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

52. PRÁCTICAS PELIGROSAS (A. BARCELÓ)

Flota en el aire la mítica versión de Righteus Brothers del tema Unchained Melody. Mis manos moldean con pericia una pieza de alfarería. Empiezo a encontrarme muy a gusto. Cierro los ojos para disfrutar más del resto de los sentidos y noto un hormigueo especial y un calor intenso que me recorre de cabo a rabo. Él entra en escena y dice algo, tiene una voz dulce, aunque el tono es potente y viril. Se aproxima por detrás, me rodea con los brazos y posa sus manos sobre las mías. Abro los ojos para observarlas, el barro marrón nos conecta. Imagino que no lleva camiseta y siento un escalofrío de puro placer. De pronto, todo se desmorona. Al girarme, pensaba encontrar un atractivo y fornido galán de película semidesnudo, en su lugar, hallo un tipo feo y enclenque que solo lleva puesto un horrendo braslip blanco con un rodal color tabaco claro junto a la bragueta y calcetines negros hasta la rodilla. Saco de cuajo el aparato de realidad virtual sujeto a mi cabeza y lo lanzo con todas mis fuerzas contra la pared de enfrente de la cama. ¡Maldita sea!, esto me pasa por bajar software pirata.

14 Respuestas

  1. Barceló Martínez

    Hola Edita, Jajajaja. Igual sí me he pasado un poco de pillo, pero es que quería huir de los marrones que no paraban de rondar por mi cabeza y hacer algo divertido.
    Espero que te haya arrancado una carcajada.
    Un saludo y muchísimas gracias por comentar.

    1. Barceló Martínez

      Hola, Mercedes.
      Al principio el marrón me llevó por otros derroteros mucho más serios y transcendentales. Me alegro de haber desechado las primeras ideas y haber escrito algo divertido. Me encanta que me digas que te ha hecho reír.
      Gracias por el cariño con que siempre me obsequias en tus inestimables comentarios.
      Un fuerte abrazo y felicidad a raudales para ti también.

  2. ¡Qué chasco, BARCELÓ! Y yo que me imaginaba a Patrick Swayze en todo su esplendor, terminé encontrándome con el abuelito de Futurama, jaja… La frustración del protagonista es comprensible, pero que le sirva de lección de una vez por todas porque ya lo dice el refrán: «Lo barato sale caro».
    Un micro marrón, maleable como la arcilla, divertido de leer, me gustó 🙂

    Cariños,
    Mariángeles

    1. Barceló Martínez

      Hola, estimada Mariángeles.
      Siento mucho el fiasco, pero es justo lo que pretendía, así que, debo haber hecho bien mi trabajo. Buscaba que al lector le pasara como al protagonista, que sintiera que le caía un jarro de agua fría en plena ebullición. Me gustan las pinceladas eróticas dentro de la literatura seria y creo que cuanto más sutiles y menos explícitas son mucho más efectivas. No es la primera vez que utilizo referencias de la película Ghost en mis escritos. La escena del torno me parece elegante y sugerente al mismo tiempo y la música perfecta, por eso me inspirado en ella para este relato. Te diría que siento haberte cambiado la imagen de ese galán fabuloso por la de otro personaje bastante menos sexi, pero esa era la idea.
      Un cariñoso saludo.

      1. Ana

        Me ha parecido divertidísimo, estoy segura que tu protagonista, después del susto, en una reunión con amigas se desternillaría de risa al rememorar la escenita.

  3. Ángel Saiz Mora

    Tu protagonista maneja con sus manos lo que puede convertirse en una obra de arte. Otras manos se deslizan por sus contornos de forma prometedora, tanto, que también pueden hacer arte, basado en buenas sensaciones, pero a veces no es oro todo lo que reluce y, tras la ilusión, viene el batacazo. Donde estén las cosas con calidad que se quiten los sucedáneos, que ofrecen, sí, pero solo para después decepcionar.
    Muy divertido y muy bien contado.
    Un abrazo, tocayo. Suerte

  4. Barceló Martínez

    Hola, tocayo.
    Me encanta que me digas que te ha parecido divertido, porque era lo único que buscaba, entretener y divertir. Otra idea era jugar con el título, que pareciera que nos íbamos a encontrar una práctica arriesgada a nivel físico y lo que nos encontramos es una conducta peligrosa a nivel virtual.
    Lo digital está cobrando mucha importancia y creo que todavía no somos muy conscientes de los riesgos que conlleva. En este caso, para concienciar, he buscado un efecto molesto pero que no causara daños mayores y que condujera a la hilaridad.
    Un cálido abrazo.

  5. Milagros Sánchez

    Sorprendente final dentro de una estructura bien lograda, donde el marrón paradójicamente adquiere un tono divertido.
    Gracias por robarme más de una sonrisa. 😉
    Saludos y suerte, Barceló Martínez.

Dejar una respuesta