Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

73 Recuerdos (Nieves Torres Alonso de la Torre)

Cuando la abuela cumplió ochenta años, nos confirmó lo que ya sospechábamos desde hacía meses: Estaba perdiendo la memoria. Ella, que había sido una mujer fuerte e independiente, se enfrentaba ahora a un futuro incierto. No le importaba olvidar el nombre de los muebles, pero no soportaba la idea de vagar por la nada, sin ningún recuerdo que la anclase al presente y a su familia.

Antes de apagar las velas, nos repartió unas tarjetas de cartulina, con el encargo de que anotáramos en cada una de ellas un recuerdo, desde los episodios más importantes de nuestras vidas a las anécdotas más pequeñas.

Durante años, en cada visita añadíamos una tarjeta a la caja y le leíamos también otras escritas con su letra redonda y perfecta de maestra de posguerra. Historias mil veces contadas, que le devolvían la sonrisa, aunque ella ya no se reconocía en aquella joven.

Ahora que la abuela ya no está, cada ocho de julio, nosotros seguimos añadiendo una pequeña historia a su colección de recuerdos.

6 Respuestas

  1. Gloria Arcos Lado

    Nieves narras con gran ternura la terrible realidad que es la pérdida de la memoria.Y lo haces desde el infinito cariño de una familia hacia una mujer que se niega a que sus vivencias se pierdan en la lejanía y en el olvido. Enhorabuena por este micro y, por supuesto, por tu gran éxito en la microquedada de ENTC que ahora, si cabe aún más en este obligado encierro, recordamos todavía con mayor cariño. Un gran abrazo virtual de Gloria.

  2. Ángel Saiz Mora

    Que las enfermedades nunca son plato de gusto es algo de lo que estamos muy mentalizados en estos días. Que, entre todas, las hay especialmente crueles, a nadie le cabe duda, como tampoco que una de las peores es el alzheimer. Perder poco a poco la conciencia de las vivencias, es desintegrarse lentamente, algo muy doloroso también para quien conoce y quiere a esa persona.
    Quizá la virtud principal de la escritura sea la capacidad de permanencia, de ahí ese buen recurso de anotar recuerdos. Mientras no se pierdan nada ni nadie desaparecerá para siempre. Esas tarjetas son toda una victoria sobre la muerte.
    Una historia conmovedora y, como no puede ser de otra forma, maravillosamente contada.
    Un abrazo, Nieves. Suerte

  3. Isabel Torralba

    Muy bonito el micro, Nieves. La pobre abuela va perdiendo la memoria y su familia se empeña, más allá incluso de su final, a que esa memoria no se pierda. Como bien dice Ángel esas tarjetas son una victoria a la muerte. Un abrazo y suerte

Dejar una respuesta