Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

RESULTADO DEL 1º CONCURSO “LA GILDA”

Dentro de las actividades programadas para nuestro 8º ENTCuentro hablamos invitado al restaurante donde comimos y cenamos el sábado para que celebrara su 1º Concurso de Microrrelato LA GILDA que se ha celebrado a través de nuestra web.

Durante el picoteo de la noche, Pilar Corral, dueña y chef del establecimiento, nos desveló el resultado del concurso, tomándonos la libertad de conectar con la ganadora en directo para comunicarle el premio. Fue muy divertido, la verdad…

Estos son los autores y relatos que estuvieron en las finales.

 

Relato ganador del concurso

Comida familiar, de M. Carme Mari

Andrés nota un roce en el pantalón. Levanta la vista del plato hacia su cuñada, sentada justo enfrente, que le sonríe. El contacto sube por la pierna. Ajena a ello, su mujer sigue discutiendo con su hermano sobre una residència para su madre. Al pasar de la rodilla a la entrepierna se endereza en la silla y mira fijamente a Estrella que sigue sonriendo. Andrés traga saliva. Ella llama a su hijo: “Bruno, siéntate que traen los postres”. El niño sale de debajo de la mesa: “Tito Andrés, devuélveme los indios que siguen escondidos entre las montañas de tus piernas”.

 

Relatos finalistas

(sin título) de Javier Viadero

Calma en la boca y sonrisa en los ojos,D. Luis vivía su vida tenue entre la mesa del restaurante donde le servía la comida a diario, su escaparate-vivienda y una placita cercana, en la que se sentaba a leer los días de sol, abundantes en aquella ciudad mesetaria.
Aquella plaza era su mar, creo. Siempre pienso que las buenas personas tienen uno propio, incluso tierra adentro.
Me fui de allí cuando dejó de sentarse en la mesa que yo atendía. Ahí ya no pude soportar más la ausencia de mi mar, ni la convivencia con gente carente de él.

 

ZAPATITO INGLÉS, de Luís San José

Margarita se sienta frente a mí con su falda de cuero y sus labios haciendo juego. Siento un golpecito en la pierna y un pie desnudo que se desliza por debajo de mi falda. Me acaricia. Doy un respingo. Un, dos, tres, miro por debajo del mantel: nada se mueve. Me recompongo. Las caricias se repiten y vuelvo a mirar: quietud absoluta. Vuelven las caricias y miro de nuevo: nada de nada. Estoy a punto de perder el envite… igual que de niñas. Acomodo la servilleta, cierro los ojos y rindo mi voluntad. Un, dos, tres, me trago un suspiro.

 

LA GUARIDA, de Romina
Desde 1999 quedamos cada domingo en este restaurante a echar el rato y recordar hazañas de cuando gozábamos de nuestros superpoderes.
En más de una ocasión salvamos al mundo de las garras del la mezquindad.
Por suerte ya no nos necesitan, aunque todavía conservamos algunos poderes, en alguna ocasión la camarera que ignora nuestra identidad, titubea estupefacta preguntándose como aprecio la botella de orujo en nuestra mesas, yo sin ir más lejos hay días que me tengo que ir volando y Johnny si se esfuerza aun consigue hacerse invisible, pasamos buenos ratos aquí, este restaurante es ahora nuestra guarida.

 

Gracias a todos por el precioso concurso que habéis realizado. Y enhorabuena a la ganadora.

6 Respuestas

  1. Esperanza Tirado Jiménez

    La Felicitación general fue como para haberla grabado. De esas cosas que no se olvidan. Momentazo fue poco.

    ¡¡Felicidades Carme!!

    Y Enhorabuena a todos los finalistas 🙂

  2. ¡Muchas gracias!
    Fue una sorpresa la llamada. Se cortaba un poco la voz, pero oí un buen jolgorio de los comensales! 😀 Me alegro de que lo pasarais tan bien alrededor del teléfono!
    Gracias al Restaurante la Gilda por elegir mi relato y por el premio!
    Enhorabuena a los finalistas, Javier, Luis y Romina.
    Y gracias a todos por las felicitaciones.
    Un beso!
    Carme.

Dejar una respuesta