Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

66. SOL DE LA MAÑANA (Fuera de Concurso) Pilar Alejos

Nunca me sentí tan asustada ni tan sola como la pasada noche. Aún retumba en mi pecho tu portazo de despedida. Tras confesarte mi secreto, me miraste con desprecio. Percibí el rechazo en tus manos y la huida en tu voz. Tu reacción me pilló desprevenida. Quedé paralizada. Sin nada que decir. Lo que para mí era el principio de un futuro juntos, para ti resultó ser el punto final. Ese fue mi error. Siempre te antepuse a todo lo demás y me olvidé de mí. Luego, me cegó la oscuridad. Caí en el abismo, en ese inmenso vacío que te ahoga y que te impide ver más allá de tu dolor.

Cuando estoy a punto de rendirme, noto una leve caricia sobre mis pies. A través del ventanal, la luz del alba avanza despacio, tímida, como con miedo a herirme la piel. Con su calidez va abrigando mi soledad en silencio hasta adueñarse de la habitación. Las paredes se van revistiendo de sol y mis sombras se empequeñecen. Los miedos se esfuman al contemplar tantísima belleza en ese paisaje que tiñe mi vida de esperanza.

Sobre la cama, abrazo mis piernas con orgullo, aunque antes yo fuera él.

4 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Muchas veces comprobamos, cuando algún problema nos agobia, que el dejarlo reposar, tomando como base la sentencia: «Mañana será otro día», suele ser efectivo, no porque vayamos a solucionarlo solo por eso, sino porque el nacimiento de una nueva jornada suele traer consigo otra manera de mirar las cosas, desde una perspectiva más positiva. Tu protagonista, gracias a esos primeros rayos de sol, pasa del dolor por un abandono, a la esperanza en un futuro posible y, sobre todo, a aceptarse tal como es.
    Un relato positivo, de superación y esperanza.
    Un abrazo grande, Pilar
    Un abrazo

  2. Pilar, un relato genial, muy bueno. Esa luz del amanecer, con su belleza hace olvidar a tu protagonista todo ese dolor por el abandono de su amor. Tus letras nos hacen ver ese instante, nos dibujas ese cuadro de Hopper, y sobre todo nos muestras esos sentimientos de tu protagonista.
    Ese final nos da la causa de todo, muy bueno.
    Enhorabuena.
    Besos.

    1. Cuando un cuadro desprende tanta belleza y tanta soledad como el de Hopper, nos preguntamos qué está pasando por la mente y por la vida de la protagonista. Ante la imposibilidad de recibir respuesta, he dejado volar mi imaginación.
      Mil gracias por tu comentario y por tus bellas palabras para mi relato, Javier.
      Besos muy muy apretados.

Dejar una respuesta