Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

17. Sorprendente ¿o no?

El día de su jubilación, junto con la protocolaria placa de reconocimiento a toda una vida de servicio a la empresa, recibió como regalo una baraja de cartas. El obsequio que pretendía ser una broma en referencia a su recién estrenada nueva etapa, acompañaba a todas horas al jubilado. Acostumbrado a los retos, no tardó en cambiar el solitario o el cinquillo por los juegos de magia. Elige una carta – asaltaba al primero con el que se cruzaba poniéndole delante el abanico de naipes. Fue tal su obsesión que cuando no estaba practicando nuevos trucos, se entregaba a la lectura de libros acerca de los más importantes magos. Por lo tanto, no debería haber sorprendido que acordado por parte de los hijos su ingreso en una residencia, desapareciera sin dejar rastro. Y con él todos sus ahorros además de enseres personales. Salvo la placa con el logo de la empresa abandonada en la mesilla junto a la foto familiar.

6 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    La pregunta del título plantea una duda paralela a si la magia existe o no. La razón hace pensar en la respuesta más racional. Cualquier detective que se precie estimaría como pruebas concluyentes de desapego, borrón y cuenta nueva, la placa de la empresa y la foto de la familia.
    No se le puede negar que se marchó con estilo, el que marca también todo el relato, en su planteamiento y redacción.
    Un saludo y suerte, Raúl

  2. Juan A.

    Normal que decidiera desaparecer si lo querían meter en una residencia. Y bien por llevarse consigo los ahorros de toda una vida de trabajo. La placa de recuerdo para los hijos que seguro que andan maldiciendo el momento en el que le regalaron la baraja de cartas.

  3. Marián

    Es que eso de mirar las obras o dar de comer a las palomas en el parque ya no se lleva. Jubilación viene de júbilo y hay que disfrutarla que se lo han merecido.

Dejar una respuesta