Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

UN RESULTADO PARA LOS PRIMEROS ENTCERRADOS

La primera convocatoria del ENTCerrados ha sido deliciosa. El juego de un inicio de cambio y un final de regreso creo que ha dado el juego que se buscaba, esa tensión entre el cambio y un nuevo equilibrio, que siempre tiene que estar presente en la ficcion… y en la vida.

Gracias por regalarnos esas maravillosas 48 historias. Uno cae en la tentación de pensar en guardarlas juntitas en alguna carpeta porque comparten un mismo sentimiento de fondo… pero luego, caigo en la cuenta de que ya lo están, entcerradas.

Me ha ayudado en la selección de esta convocatoria Rafa Olivares, al que le agradezco mucho su buen hacer, descubriendo, casuualmente, que usamos sistemas de valoración muy similares. Ha sido un placer, compañero.

De esas cuentas iniciales que nos hicimos ambos, salieron una docena de relatos en los que coincidiamos ambos, y aprovechamos esta condición para trabajar a partir de ahí. Los relatos que pasaron a la decisión final fueron

1. Justicia en el pueblo, de Alejandro Pozo

4. La bala, de Paloma Casado

12. Era previsible, de Edita Nogueira

15.Técnicas de respiración, de Nuria Rozas

21. Alicia, de Eva García

25. Caleidoscopio, de Carmen Cano

30. El paisano, de Susana Revuelta

32. Silencios, de Amparo Martínez

40. El visitante, de Mª José Escudero

41. Voluntarios, de Enrique Mochón

46. Delfos, de Tomas del Rey

Los problemas serios llegaron a partir de aquí, porque creo que lo más justo habría sido … que pasasen todos. Pero jugar a “elegir” ya es una perversidad conocida en ENTC, así que hicimos de tripas corazón y buscamos la manera de encontrar matices y detalles que nos ayudaran a decantar la balanza hacia algún lado.

Pudieron, fácilmente, ser otros, pero los cuatro relatos que estarán en la Primera Final Anual ENTCerrados en Enero de 2020 son

 

Carmen Cano CALEIDOSCOPIO

Había cambiado la forma de los espejos de la entrada. El abuelo jugaba con los ángulos para formar un caleidoscopio en el que girar, convertido en una peonza espacio-temporal.

Lo observábamos con curiosidad burlona,pero en el solsticio de invierno no se sentó a presidir la mesa.

Era frecuente que los ancianos se desorientasen. Lo encontrarían. Así lo aseguró la policía.

La Noche de San Juan llegó con esquirlas de estrellas en sus canas. Abrazó a la abuela y dijo:

-He visto infinitas variedades de este mundo. Ninguna os gustaría más que este hogar.

Sabíamos que volvería.

 

Susana Revuelta EL PAISANO

Había cambiado la forma de comportarse y hasta de fumar. Ocurría siempre que la parienta se iba, diciéndole que le esperaba en menos de una hora en casa. Con ella las caladas las daba sin tragarse el humo, y dejaba caer al suelo las pavas por la mitad. Sin ella apuraba los cigarrillos hasta quemarse los labios y lanzaba las colillas poniéndolas entre el corazón y el pulgar. Y nos invitaba a los de la barra a todos los chupitos de anís.

Para cuando ella regresaba a las tantas, con su cara avinagrada, ya le habíamos cogido la cartera para pagar la bebida, porque sabíamos que volvería.

 

María José Escudero EL VISITANTE:TIEMPO SIN SOL Y SIN LUNA

Había cambiado la forma de mirarnos. Se estaba haciendo viejo y parecía cansado. Sin embargo, aún mantenía sus costumbres y nunca veía saciado su deseo. Por más miedo al hambre que a su cólera, guardábamos silencio en su presencia: Stefan ya había comprobado en la piel y en el estómago que el monstruo no soportaba que lo llamaran abuelo. Pero mi pálida Erika todavía era revoltosa y espontánea. Por eso me apresuraba a dormirla, si presentía una visita.

Cuando se marchaba, dibujábamos ventanas sobre el hormigón del zulo y aunque imaginábamos su muerte y nuestra huida, nunca sonreíamos porque sabíamos que volvería.

 

Enrique Mochón Romera VOLUNTARIOS

Había cambiado la forma de mis brazos. Ahora tenía los codos al revés, de modo que al doblarlos me tocaba la espalda con las manos. En cuanto al otro tipo, le había girado la cabeza hacia atrás, provocándole serios problemas de orientación. El mago estuvo un rato haciendo reverencias entre aplausos, mientras ambos nos movíamos por el escenario desconcertados e intentando una pose natural, hasta que de pronto se disipó a la vista de todos. Aterrorizados, empezamos a protestar vehementemente, aunque nuestros aspavientos debieron resultar tan grotescos que el público prorrumpió en carcajadas. Incluso mi compañero de penurias y yo acabamos riendo con ellos. Sabíamos que volvería.

 

Gracias sinceras a todas. Para todos… un abrazo.

11 Respuestas

  1. María José Escudero

    ¡ Muchas, muchas gracias! Estar en esta primera final de ENTCerrados supone un gran estímulo para mí. Es una buenísima noticia. Gracias de nuevo y felicidades a todos los participantes. ¡ Yupiiii !!!

  2. Paloma Casado Marco

    Orgullosa de estar en la primera lista y muy de acuerdo con la elección final. Tres magníficos relatos. Felicidades, Enrique, María José y Susana.

  3. Estas cosas te alegran muchísimo lo que queda de día, máximo cuando ni me acordaba ya de ello. Felicito a Enrique, María José y a Carmen dos veces, una de mi parte y otra que asumo de Paloma, que es el despiste con gafas. Carmen, discúlpala, que es así siempre.

Dejar una respuesta