Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

60. UNA SINGULAR DEBILIDAD (Isidro Moreno)

Su reciente descubrimiento del transformismo le aportaba un anhelado equilibrio emocional.  Desde niño había llevado en secreto su afición por las muñecas, por los vestidos de niña y por el color rosa. Pero siempre en secreto.

Cada fin de semana, sobre el escenario y ante un variopinto público, el mundo Drag Queen le ofrecía una felicidad desconocida y prohibida hasta entonces.

En el camerino recordaba la excusa dada hoy en la oficina para no asistir a la comida de navidad.  A la voz de, “Rosa Clara, a escena”, se santiguó y salió a interpretar su número musical con play-back y baile. A continuación, en el monólogo de tinte picante, ya con la sala iluminada, observó con espanto y angustia que uno de los grupos de espectadores eran sus compañeros de trabajo quienes, finalizada la comida, habrían decidido tomar una copa en algún antro animado.

A pesar del disfraz, notó que le habían reconocido, sin embargo no hubo intercambio de palabras ni gestos cómplices durante la actuación.

Al día siguiente, en la oficina, le prepararon una fiesta sorpresa como felicitación, aunque debieron anularla por ausencia del homenajeado.

Horas después, supieron que nunca volverían a ver vivo al compañero, artista revelación.

10 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    La naturaleza suele ser sabia, pero con más frecuencia de la que queremos admitir también se equivoca. En ocasiones se empeña en implantar una naturaleza en un cuerpo que no le corresponde, con graves problemas sociales para el afectado/a. Es el caso de tu protagonista, obligado a vivir dos vidas, a pasar la mayor parte del tiempo bajo un disfraz para, en ocasiones, desquitarse con otro. Creía tener los dos mundos controlados y distantes, pero demostrado está que incluso bajo el automarcaje más férreo puede colarse algún resquicio.
    Prefirió la muerte al oprobio de ser el hazmerreír de sus compañeros, cuando le hubiera encantado comprobar que en ellos solo hallaría comprensión, el final de esa doble existencia tan agotadora, la conclusión de sus miedos, al menos, con los más cercanos.
    Un relato que lleva a comprender al protagonista, esa «debilidad» que, muy a pesar suyo, le hace «singular». Se trata de un personaje a quien desearíamos algo mejor, pero las cosas son como son y los finales felices, lo vemos a diario, nunca están garantizados.
    Un abrazaco, artista. Suerte

    1. Mejor explicado es imposible. Me alegra mucho saber que se ha entendido mi texto y su mensaje, tanto que yo no lo resumiría mejor.
      Muchas gracias, querido amigo, por la lectura y tus excelentes comentarios.
      Dos abrazacos (por si se perdiera alguno)

  2. María Jesús Briones Arreba

    Me gusta el sutil final que has dado a la historia de tu personaje, Isidro. Sin explicarlo has dado con la frase clave para que comprendamos lo horrible y el fatal fin que tuvo al verse descubierto por sus compañeros.
    Buen desarrollo del relato lleno de imágenes visuales y emoción.
    Suerte y mi consabido besito virtual.

    1. Es cierto que actualmente ya no es tema tabú como, casi, lo era allá por los 70 – 80 donde se supone, que estaría ambientado el relato («reciente descubrimiento…»). Hoy es muy difícil que exista tanta frustración por motivos de sexualidad personal, pero para llegar a esta situación actual, ha habido que pasar anteriores etapas que han marcado, como en todo, la historia de la humanidad, de la gente, de los individuos.
      Me alegra que te guste.
      Gracias por leer y comentar.

    1. A veces, algunas veces… bueno, muchas veces, (¡Qué c…!) la vida es muy dura; pero nadie dijo que fuera fácil, luego, no puedes presentar quejas a nadie y solo te queda la duda como a Hamlet, y es de esperar que cojas la mejor opción.
      Muchas gracias Manoli.
      Un abrazo.

  3. ton pedraz

    Hola, Isidro.
    Estupendo relato, con un tratamiento impecable de la temática en cuestión, por supuesto siempre muy delicada y de máxima actualidad, en el que destaca el dramático final.
    Muy bueno, mucha suerte.

Dejar una respuesta