Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

14. Verde no te quiero verde (Rosy Val)

Venían encerradas en unas mallas de plástico de un subidito color bermejo que te sugerían en el paladar sensaciones dulces y jugosas.

Otros aparecían envueltos en redes de nylon de un atrayente amarillo ambarino que te sumergían en un viaje gástrico y que comenzaba en las papilas gustativas hasta llegar al estómago.

Otras se alojaban en unas bolsas tipo rafia de un tono ocre siena. Las intuías de color pardo suave con toques dorados prontas para ser saboreadas al vapor o en tiras ahogadas en un ardiente aceite.

Una vez en casa, al tiempo que eran despojados de su disfraz y el efecto óptico se desvanecía, descubrías cuán prematuros estaban y la estafa en la que colaboraban, primero los recolectores y después los supermercados y tiendas… ¡Anda que no les faltaba a aquellas naranjas, limones y patatas, tiempo y sol para madurar!

 

 

13 Respuestas

  1. Beto Monte Ros

    Se sacrifica el sabor y valor nutritivo de las frutas y vegetales que nos vende el supermercado. Las cosechan antes del tiempo optimo de maduración y utilizan cantidad infinita de artimañas para hacerlas atractivas y llamar nuestra atención, para quedarse con nuestro dinero. Original propuesta Rosy, me gusta.
    Saludos.

  2. Ángel Saiz Mora

    Nos saben vender todo muy bien, sabiendo como conocen que estamos acostumbrados a juzgar por la apariencia, sin dar ocasión a un prudente y necesario sosiego y análisis, en un mundo en el que prima el consumo rápido y las prisas sobre otras consideraciones.
    Primero me ha entrado hambre y luego rabia ante las artimañas de la industria alimentaria que busca el beneficio rápido en detrimento de la calidad.
    Un relato con denuncia, no por cercana y cotidiana, menor. Original propuesta, Rosy
    Un abrazo y suerte

  3. Asun Paredes

    Qué mala costumbre esa de envolver las frutas y las verduras en plásticos y papeles para hacerlas más atractivas. Acabaremos enterrados en toneladas de residuos.
    Muy buena denuncia, Rosy. Un beso, paisana.

  4. Enrique Mochón Romera

    Relato denuncia no exento de chispa y humor. A ver quién no se reconoce en el pellejo de tu personaje. Si a esa situación añadimos otras similares en las que el producto parece maduro incluso una vez fuera de la malla, pero tampoco es así…, pues que no hay manera de comer bien por mucho que quiera uno.
    Enhorabuena, Rosy, y mucha suerte con esta ingeniosa propuesta en la que curiosamente no mencionas el color verde, pero lo vemos y saboreamos por todas partes.
    Un fuerte abrazo.

  5. Esperanza Tirado Jiménez

    Lo de las redes de nylon me ha despistado. Pensaba en peces. Pero era todo más de campo. Nos lo ponen todo disfrazado, bien envuelto y muy brillante, pero luego ‘ya no saben como los de antes’.

    Hace reir y da que pensar.
    Enhorabuena Rosy

  6. Con una dosis de humor denuncias el engaño al que nos someten cuando compramos frutas y verduras que no han madurado em el campo y que sólo tienen presencia, pero no sabor madre. Verdes y muy verdes nos las cuelan cada día en la cesta de la compra.
    Buena denuncia. Rosy. Un beso,

    1. Carmen, por fin nos hemos visto las caras… ;-). Me ha encantado conocerte. Tenía ganas, (nos auguro una buena amistad, ja, ja, ja…).
      Un beso grande y gracias por acercarte hasta mis humildes letras.

  7. Salvador Esteve

    Engañar a los sentidos para, finalmente, defraudar al verdadero protagonista, el sentido del gusto. Una denuncia que se podría extrapolar al ser humano, la imagen como sinónimo de éxito. Me ha gustado mucho, Rosy. Un abrazo y suerte.

Dejar una respuesta