Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

08. Y EL RESTO ES HISTORIA (Ángel Saiz Mora)

Nadie osa discutir con él, temen su carácter colérico.

Dios o demonio, muchos lo adoran, igual que es maldecido por millones.

Pese a su carisma y energía también necesita descansar.

Al acostarse piensa que cuando llegue la caída de su telón quisiera una muerte tranquila, una vez cumplido el papel principal que le ha asignado el destino. Cree que esa cama de su residencia de verano sería el lugar perfecto.

Tiene ante sí una noche de descanso. Tendido y arropado los problemas dejan de existir.

Nunca delega su liderazgo indiscutible, los demás solo son actores secundarios, incluidos sus colaboradores más estrechos. Todo tendrá que esperar a mañana mientras duerme, convencido de que el mundo entero, el escenario que pretende dominar, se detiene si él también lo hace.

Su subconsciente intuye que la realidad que dirige y protagoniza, como si fuese una obra de teatro, terminará pronto.

Les falta valor para despertarle de su largo sueño durante esas horas decisivas.

Ninguno de los generales se atreve a ordenar, sin su permiso, el envío de tropas de refuerzo, artillería y tanques, para detener a tiempo, en el norte de la Francia ocupada, el mayor desembarco jamás conocido.

 

31 Responses

  1. Sara Sánchez H.

    Me gusta mucho Ángel, está muy bien traído ese fatídico acontecimiento histórico. Probablemente el terrible dictador se sentía y pensaba como tu microrrelato lo expresa. Me encantaría que continuara y nos contara cómo se sintió cuando despertó y se encontró con aquella situación que ya no podía resolver. Pero eso ya para otra convocatoria, jeje. ¡Muchísima suerte!

    1. Ángel Saiz Mora

      No hace falta inventar mucho para contar el final de algo, o el principio de un fin, la historia tiene muchos ejemplos. Este personaje histórico puede que no fuese consciente del todo del declive que se le venía encima, pero como bien dices, esa certeza suya podría quedar para otra convocatoria.
      Muy agradecido por tu lectura y tus palabras, Sara. Un abrazo

  2. Fernando Garcia del Carrizo

    Hola Angel, tu relato me ha encantado.
    Que suerte tuvo el mundo que esa noche estuviera cansado.
    Las referencias teatrales muy acorde con el lema de esta convocatoria. Enhorabuena y suerte.

    1. Ángel Saiz Mora

      A veces las cosas se deciden solo por un simple detalle. Como alguien dijo, todos somos actores de una obra que a veces alguien ya ha escrito.
      Mil gracias, Fernando.
      Un abrazo

  3. María José Escudero

    … y el público respiró aliviado al final de tan despótica función. Qué bien traída tu propuesta para el tema que nos ocupa en esta convocatoria. Enhorabuena, Ángel. Suerte y un abrazo 🤗

    1. Ángel Saiz Mora

      Después de tanta destrucción y locura el mundo se equilibró un poco, solo que a un alto precio, y solo hasta la siguiente hostilidad, porque enlazamos unas con otras sin remedio.
      Muchas gracias, María José.
      Un abrazo

  4. Rosalía Guerrero

    Pues si, menuda mal que no se atrevieron a despertarlo.
    Lo más llamativo es que hasta que descubremos de quien estás hablando podemos pensar que se trata de un una buena persona

  5. Rosalía Guerrero

    Pues sí menos mal que no se atrevieron a despertarlo. Lo curioso es que hasta que descubrimos de quién se trata podemos llegar a pensar que ese líder es una buena persona, algo colérico, que necesita descansar como cualquier otra persona.
    Un abrazo y suerte.

    1. Ángel Saiz Mora

      Alguien tan inhumano y peligroso también debía de tener algún rasgo de humanidad. Nadie es absolutamente nefasto, aunque él se acercaba mucho a eso.
      Muchas gracias, Rosalía.
      Un abrazo

  6. Enrique Mochón Romera

    Todo se acaba, incluido lo malo, y las condiciones que han de darse para que ocurra podrían ser tan azarosas como las que propiciaron su origen. Me gusta mucho el retrato que haces del interior del monstruo —una persona, a fin de cuentas, pero con un potencial de maldad inmenso— y también el que haces de su entorno más inmediato. Una propuesta original y tratada un la profundidad y mesura que te caracterizan. Mucha suerte con ella, amigo Ángel. Un fuerte abrazo.

    1. Ángel Saiz Mora

      Algunos se empeñan en crear imperios, aunque sea a la fuerza. En general, creemos que todo puede durar, cuando todo está sujeto a mil condicionantes que es imposible controlar.
      Una de las satisfacciones de la literatura es que te lean, como también leer a otros y sus interesantes comentarios. Agradezco mucho el tuyo, tu tiempo y todo lo que escribes.
      Un abrazo grande, Enrique

  7. J u a n

    Magistral reseña en microtexto del segmento histórico al que alude. Tarado por su carisma de creerse él y los suyos por encima del mortal común, su burbuja le engulló y gracias a Dios El Día «D» con el esfuerzo de grandes héroes anónimos del ejército aliado (¡¡¡¡¡¡¡ y sobre todo el sacrificio con El Don más preciado, L a V i d a !!!!!!!) se completó en la totalidad de su misión.
    ¡Una crónica personal estupenda, ya lo creo![¡¡¡¡¡buenísimo microrrelato!!!!!!!]
    Recibe centenares de abrazos de Hecatónquiro y a por el fin de año!!!!!!!!! de…J u a n .😎🌿

    1. Ángel Saiz Mora

      Ese es el problema, creerse superior a los demás, hacer que toda una nación lo crea también, hacer del odio, el desprecio y el afán de poder sin límites un objetivo fanático e innecesario que hizo mucho daño. Como bien dices, fueron muchos los que sufrieron y lucharon contra esa locura. Responder a una violencia con otra puede que no sea lo más adecuado, aunque el consenso histórico de que en esta ocasión no quedó más remedio está muy generalizado.
      Muchas gracias y vamos a intentar apurar y terminar bien este año.
      Un abrazo, Juan

  8. Gloria Arcos Lado

    Como haces siempre, Ángel, este micro describe con sabiduría un momento histórico terrible, el peor de la historia por la cantidad de víctimas y de destrucción causada. Ocasionadas, una vez más, por un ser cruel y despiadado con ínfulas imperiales. Menos mal, que ese gran final de esa función dictatorial que puso en marcha, le pilló cansado. Y gracias a que su carácter despótico impidió a sus generales que le despertasen. Ello hizo que la historia cambiase y se pudiera poner fin a esa sangría humana. Aunque, como dices, con su final no se acabaron las guerras, por desgracia, como estamos comprobando. Seguro que tu micro estará entre los seleccionados. Un fuerte abrazo, amigo. Nos vemos pronto y mucha suerte, con este y con tu libro, que deseamos leer. Besos mil.Gloria

    1. Ángel Saiz Mora

      Nunca sabemos cómo nos van a salir las cosas. A veces no queda más remedio que apostar muy fuerte, con el riesgo de estrellarse, o, con suerte, de propiciar el principio de un fin a algo que no debía de haber empezado nunca, como fue el caso. La historia es así, muchas veces se tuerce, alguna, se endereza un poco, esto último es lo que nos da esperanza, aunque parece que no acabamos de aprender del todo, para no volver a repetir los mismos errores.
      Muchas gracias, Gloria. No sé qué me alegra más, si leerte, verte o escucharte, con esa bondad que transmites, tan rara de encontrar.
      Besos mil también para ti

  9. Hola Ángel,
    Retratas a un líder temido y venerado, reconocido por todos , pero que podría encarnar a otro cualquiera.Su carácter colérico y la dualidad entre ser adorado y maldecido sugiere una figura polarizante, como ocurre ahora en nuestras calles.
    La metáfora del telón y el deseo de una «muerte tranquila» al cumplir su papel principal añade profundidad y esa analogía de su vida como una obra de teatro sugiere una conciencia de su efímera existencia y la inevitabilidad del fin. La falta de delegación y la creencia de que el mundo se detiene cuando él descansa subraya su egocentrismo. No obstante lo que el no quiere ver es que el mundo sigue activo mientras él duerme. Todo acaba, incluso la vida de los demonios.

    1. Ángel Saiz Mora

      El problema de los demonios es que, aún vencidos, pueden volver a resurgir. Todos tenemos ese célebre lado oscuro dentro, del que a veces no somos conscientes; admitir su existencia sería el primer paso para evitarlo.
      Has hecho un resumen muy completo de la personalidad del personaje, adorado y maldecido, capaz de dividir mortalmente a toda una sociedad y a un continente entero.
      Agradezco mucho tu lectura y tu análisis.
      Un abrazo, Manuel

  10. Puri Rodríguez

    Otro gran, gran relato, querido amigo. Como si abrieras una mirilla y nos mostraras un breve pero certero flash del final de una dolorosa historia real. Esta sí, muy real. Enhorabuena una vez más. Da gusto leerte. Otro beso, Ángel.

    1. Ángel Saiz Mora

      Los hechos históricos tienen detrás personas, algunas muy protagonistas, con decisiones que influyen, fuerzas que se enfrentan y contraponen. Algunos personajes han condicionado el devenir de lo que sucede, aunque todo depende de muchos factores, nadie puede controlarlo todo.
      Muchos gracias por leer, Puri.
      Un abrazo

  11. Almudena Sánchez

    Estoy con Rosalía, yo también pensé que sería un personaje bueno, de hecho he comenzado pensando que podría ser Dios…jaja.
    Me gusta mucho el relato porque me ha recordado a los que cuenta Zwaig en Momentos estelares de la Humanidad, este podría ser uno de ellos sin dudarlo.

    Suerte!!

    1. Ángel Saiz Mora

      Me encanta Stefan Zweig. Si esta pequeña historia te lo ha recordado un poco yo ya no pido nada más. He leído sus novelas, sus cuentos y «El mundo de ayer». Algún día espero leer también el libro que mencionas.
      Muchas gracias, Almudena. Me alegra coincidir contigo también por aquí.
      Un abrazo

  12. Francisco Javier Igarrreta Eguzquiza

    Como dice tu magnífico relato «Y el resto es historia». Tal vez convendría no perder de vista las circunstancias que fueron acondicionando el hábitat del monstruo. Un fuerte abrazo Ángel y mucha suerte.

    1. Ángel Saiz Mora

      Una persona, o, como es el caso y bien mencionas, un monstruo, no llega a serlo si no tiene detrás el apoyo de muchos otros, quizá engañados, otras veces obligados. Que hay que conocer la historia para que no vuelva a repetirse es algo indudable. Lo de tropezar en la misma piedra es algo que hacemos demasiado a menudo, por muy humano que sea.
      Muy agradecido, Javier, por tu lectura y tus palabras, como también por tus relatos.
      Un abrazo

  13. Barceló Martínez

    Hola, Ángel.
    Hay personajes que padecen delirios de grandeza y actúan como seres poco menos que divinos. Parecen tener el destino del universo en sus manos, pero el destino no tiene dueño. En este mundo en que vivimos, para bien o para mal, todo termina siendo historia.
    Gran incursión en lo que podríamos denominar microrrelato histórico.
    Un aplauso de tu tocayo que te estima y un cálido saludo.

    1. Ángel Saiz Mora

      Cuanto mayor es el afán de grandeza y más grande el imperio que pretende forjarse, mayor es la caída. Quién iba a decir a este personaje histórico que tras su descanso iba a encontrarse el final, o al menos el principio del final, de su función.
      Ya sabes que yo también te tengo en gran estima.
      Un abrazo, tocayo

  14. Aurora

    Ángel, a mí también me ha recordado a Stefan Zweig, creo que con eso te lo digo todo…
    Es tan triste la existencia del monstruo como la de sus seguidores.
    Abrazo

    1. Ángel Saiz Mora

      Ya me gustaría a mí parecerme, aunque fuese muy de lejos, a tan gran escritor y lúcido pensador, pero me alegra mucho que me lo digas. El monstruo llegó a serlo porque mucha gente le dio alas, puede que engañados o seducidos, pero también convencidos.
      Muchas gracias, Aurora.
      Un abrazo

  15. Hola, Ángel, ojalá se hubiera cansado antes semejante máquina de matar. Para cuando lo hizo millones de personas habían desaparecido, pero los que le apoyaron incondicionalmente fueron muchos y poderosos. Muy buena la semejanza con el mundo del teatro, en el que el protagonista es el director y actor principal de una obra macabra en el escenario del mundo. Por desgracia la barbarie se repite continuamente. Muy potente tu propuesta para este «se acabó» de ENTC en el 2023. Un abrazo y suerte.

    1. Ángel Saiz Mora

      Ya sabes eso de que cada uno acaba teniendo lo que merece, o sembrando lo que ha recogido, pero a algunos les podía llegar antes, para bien de todos.
      Nadie puede negarle el poder de haber sido quien dirigió una obra descomunal, según un guion radical establecido en su cabeza, solo que algunos actores, en lugar de simples comparsas, le salieron díscolos y además se aliaron contra él.
      Muchas gracias, Juana María, esperemos terminar bien el año.
      Otro abrazo para ti

  16. Pilar.C

    Hola Ángel, precisamente he visto este fin de semana la película de Napoleón, otro iluminado que se creyó dios. Pero cómo tú bien dices cuanto más alto llegan, peor es la caída. Lo malo es que antes se han llevado por delante miles, millones de vidas truncadas..
    Un relato excelente para cerrar el año y muy acorde con la propuesta de «bajada del telón» .
    Encantada de leerte, Ángel
    Saludos

    1. Ángel Saiz Mora

      Dentro de poco espero ir a verla yo. Son personajes con gran personalidad y capacidad de movilizar a las masas, que aparecen en un momento y con unas circunstancias que favorecen su megalomanía. El problema es que, como bien dices, causan el fin de muchos y empobrecen a muchos más
      Muchas gracias, Pilar.
      Un abrazo

Leave a Reply

?>
slot toto toto slot slot toto gacor situs slot toto slot gacor hari ini situs slot gacor slot terupdate situs slot toto terbaru